VIDEO VIRAL | Mientras visitaba la casa de sus padres en Auckland, Nueva Zelanda, Olena Stanyeva, de 27 años, registró el momento en que su gata Mia comenzó a llorar.

Pero Mia no lloraba porque estuviera molesta o herida, sino más bien porque las cebollas que habían cortado para la cena hicieron que los ojos de gata comenzaran a llenarse de lágrimas de una manera muy humana.

En el video, Olena explica que su madre cortó un poco de cebolla para preparar la cena y que su gata estaba sentada junto a la encimera llorando.

Cuando la joven enfoca un poco más la cara de la gata, se puede ver que el animal tiene los ojos llenos de lágrimas como consecuencia de la irritación que produce la acción de cortar una cebolla, que hace que se mezclen dos sustancias que como resultado producen un gas que contiene azufre y que al contacto con el agua se descompone en ácido sulfúrico.

Imagen referencial de cebolla cortada. (Foto de archivo)
Imagen referencial de cebolla cortada. (Foto de archivo)

Cómo evitar las lágrimas al cortar una cebolla

A continuación te contamos el truco que todos deben conocer para cortar una cebolla y no llorar en el intento.

  1. Lo que debes hacer es cortar la cebolla sumergida en agua fría. Utiliza un recipiente grande para que no te lastimes. Al hacerlo de esta forma, los compuestos que se liberan tienen poca oportunidad de reaccionar.
  2. También puedes probar congelando la cebolla 10 minutos antes de cortarla. Esta acción hará el mismo efecto que el anterior.
  3. Finalmente, es bueno meterlas al refrigerador un par de horas antes de cortarlas, pues el frío ralentiza la formación del elemento que provoca las lágrimas.
  4. Usa lentes de cocina para proteger los ojos.
  5. Un cuchillo filoso es muy importante pues se hace preciso el corte y se desgarran menos capas de cebolla.
  6. Corta lo más rápido posible pues de esta manera las emisiones serán más cortas y afectarán mucho menos los ojos.

(Con información de )


TAGS RELACIONADOS