Una organización de animales tuvo que ayudar a la familia a "desalojar" a los osos.| Foto: Pexels
Una organización de animales tuvo que ayudar a la familia a "desalojar" a los osos.| Foto: Pexels

Tras escuchar durante todo el invierno “ruidos extraños, muy similares a unos ronquidos”, una familia de South Lake Tahoe, situado en el estado de California, , descubrieron que una osa y cuatro oseznos habían hibernado debajo de su casa.

Cuando los animales despertaron, la familia encontró explicación a los extraños ruidos, de los que su vecino no se habían percatado. Cuando resolvieron el misterio, la familia recurrió a la ayuda de la organización BEAR League para que pudieran desalojar a la osa y sus crías.

Ann Bryant, directora ejecutiva de la organización, que el proceso para conseguir que los osos desalojaran la zona pasaba por “asustarlos”, de tal manera que la madre “creyera que ya no iba a estar seguro allí”. Añadió que los voluntarios nunca lastiman a los animales físicamente, aunque “a veces sí hieren sus sentimientos”.

Asimismo, el equipo colocó “una barrera eléctrica” en el sótano abierto para evitar que accedan más osos a este espacio. Al mismo tiempo, la jefa del grupo recalcó que todos los días los voluntarios suelen retirar a varios animales que están en el área debajo de las casa.