Este muchacho estuvo esperando en una estación del tren sin saber que sería detenido por la policía tras encontrarlo comiendo una hamburguesa en un lugar indebido. (Facebook Viral)
Este muchacho estuvo esperando en una estación del tren sin saber que sería detenido por la policía tras encontrarlo comiendo una hamburguesa en un lugar indebido. (Facebook Viral)

¿Quién pensaría que una persona sería arrestada por andar comiendo una hamburguesa? Pues obviamente este muchacho no se imaginó lo que le iba a pasar en la estación de un tren.

Un video de nos muestra el curioso momento en el que un muchacho fue detenido por un policía y es que este estaba incumpliendo una norma muy importante para la convivencia en el lugar y es que este había abierto una hamburguesa con la que quería ingresar a un tren.

La estación BART, ubicada en Oakland, (EE.UU.) tiene como ley el que esté terminantemente prohibido ingresar con alimentos; sin embargo, al muchacho pareció no importarle esto y se metió con el pan en la mano ante las miradas de las personas que estaban a su costad debido al fuerte olor que este emitía.

Ante esto, un agente le pidió al muchacho que deje de comer y este, al negarse, optó por irse corriendo pero su lentitud hizo que el policía lo agarre de su mochila mientras pedía refuerzos, a lo que cuando llegaron, no dudaron en reducir al chico y posteriormente arrestarlo.

Al final, al chico se le cayó la hamburguesa, no pudo disfrutarla y para colmo, fue llevado al centro policial más cercano.

Cabe precisar que en algunos lugares del mundo se prohibe comer dentro de los buses o los trenes no solo con la finalidad de que no se ensucie el interior del vehículo, sino también para evitar los olores que estos puedan emanar.

TE PUEDE INTERESAR