• Hombre renuncia a cobrar renta a sus más de 80 inquilinos debido al coronavirus (Foto: Facebook / NFC New York)
    1/3

    Hombre renuncia a cobrar renta a sus más de 80 inquilinos debido al coronavirus (Foto: Facebook / NFC New York)

  • El neoyorquino, además de los edificios, maneja  una estación de servicio para autos (Foto: Pixabay/ Referencial)
    2/3

    El neoyorquino, además de los edificios, maneja una estación de servicio para autos (Foto: Pixabay/ Referencial)

  • El hombre posee alrededor de 80 apartamentos en los barrios de Williamsburg y Greenpoint en la ciudad de Nueva York (Foto: Pixabay/ Referencial)
    3/3

    El hombre posee alrededor de 80 apartamentos en los barrios de Williamsburg y Greenpoint en la ciudad de Nueva York (Foto: Pixabay/ Referencial)

Nueva York, en Estados Unidos, es el nuevo epicentro del. Miles de empleos han tenido que cerrar sus puertas y sus colaboradores han quedado a la deriva con diversas boletas que pagar. Por tal motivo, un arrendador de apartamentos tuvo el gran gesto de no cobrar la mensualidad de abril a sus inquilinos y así quitarles un peso de encima. La historia se hizo viral en Facebook.

Mario Salerno es un hombre que 59 años que posee alrededor de 80 apartamentos en los barrios de Williamsburg y Greenpoint en la ciudad de Nueva York (). El propietario tomó la decisión de renunciar a la renta de sus inmuebles, tras enterarse que sus inquilinos estaban teniendo dificultades para sobrevivir en medio de la .

“Debido a la reciente pandemia de Coronavirus COVID-19 que nos afecta a todos, tenga en cuenta que estoy renunciando al alquiler del mes Abril. ¡MANTÉNGASE SEGURO, AYUDE A SUS VECINOS Y LAVE SUS MANOS!”, escribió el propietario en un comunicado que dejó en las puertas principales de sus edificios el pasado 30 de marzo.

En declaraciones para , el hombre confesó ser consciente de la enorme perdida que su acción traería; sin embargo, afirmó que lo más importante para él en estos momentos es que todos se encuentren bien: “Quiero que todos estén saludables. Les dije que solo buscaran a su vecino y se aseguraran de que todos tengan comida en su mesa”.

El neoyorquino, además de los edificios, maneja también una estación de servicio para autos que empezó su padre en 1959. Fue así como en 1980 empezó a adquirir lotes en Brooklyn como almacenamiento de vehículos dañados y una década después, los transformó en edificios para apartamentos.

El taller de reparaciones continúa en funcionamiento incluso durante la crisis de salud global, debido a que existen vehículos de trabajadores que necesitan ser tratados con urgencia. “¿Realmente las personas necesitan hacer un simple cambio de aceite y un trabajo de frenos? No, pero tengo muchos médicos y enfermeras que necesitan que sus autos sean reparados”, señaló Salerno a The Times. Lo cierto es que su noble accionar ha sido aplaudido por miles de personas, tras darse a conocer la noticia en .

TE PUEDE INTERESAR



TAGS RELACIONADOS