• A pesar de las heridas, la joven se tomó lo ocurrido con humor. “Una nueva cicatriz”, escribió. (Foto: Twitter/@LaruSanson)
    1/4

    A pesar de las heridas, la joven se tomó lo ocurrido con humor. “Una nueva cicatriz”, escribió. (Foto: Twitter/@LaruSanson)

  • A pesar de las heridas, la joven se tomó lo ocurrido con humor. “Una nueva cicatriz”, escribió. (Foto: Twitter/@LaruSanson)
    2/4

    A pesar de las heridas, la joven se tomó lo ocurrido con humor. “Una nueva cicatriz”, escribió. (Foto: Twitter/@LaruSanson)

  • A pesar de las heridas, la joven se tomó lo ocurrido con humor. “Una nueva cicatriz”, escribió. (Foto: Twitter/@LaruSanson)
    3/4

    A pesar de las heridas, la joven se tomó lo ocurrido con humor. “Una nueva cicatriz”, escribió. (Foto: Twitter/@LaruSanson)

  • A pesar de las heridas, la joven se tomó lo ocurrido con humor. “Una nueva cicatriz”, escribió. (Foto: Twitter/@LaruSanson)
    4/4

    A pesar de las heridas, la joven se tomó lo ocurrido con humor. “Una nueva cicatriz”, escribió. (Foto: Twitter/@LaruSanson)

Una historia que dio la vuelta al mundo tras ser compartida en Internet. Un gran susto fue el que se llevó una joven argentina que intentó realizar una sesión de fotos improvisada junto a un perro. Las imágenes, publicadas por la propia chica a través de sus redes sociales, se volvieron viral solo algunas horas después de su publicación.

Laru Sanson, de Tucumán, había llegado hasta la casa de un amigo suyo. Allí se encontró con su perra: Kenai, de raza ovejero alemán. Fue entonces que la joven se acercó abrazó al can para inmortalizar el momento. Lamentablemente, el animal, seguramente viéndose amenazado, la mordió. Míralo en .

Laru fue asistida rápidamente y, como consecuencia de las heridas recibidas en su rostro, terminó con más de veinte puntos de sutura.

La fallida sesión de fotos fue compartida a través de su cuenta de Twitter, en donde llamó rápidamente rápidamente la atención de los usuarios que compartieron la secuencia de imágenes más de 64 mil veces. Esta acumuló además más de 316 mil ‘me gusta’ en Facebook y otras redes sociales.

A pesar de las heridas, Laru se tomó el hecho con humor. "Una nueva cicatriz", escribió.

Algunos de los internautas que reaccionaron a la publicación viral de Facebook le preguntaron si era la primera vez que le ocurría algo así y qué iba hacer con Kenai luego del incidente.

Laru fue bastante clara: "No sacrificaron al perro, tranquilos". Asimismo, respondió ante las dudas que "claramente no es mi perro".

Tras la viralización de las imágenes, varios usuarios se animaron a compartir sus anécdotas con mascotas que tampoco terminaron bien.

TE PUEDE INTERESAR: