• Paracaídas no le abre en pleno salto y tiene que recurrir a arriesgada maniobra para salvarse. El video es viral en Facebook. (Nick Venton)
    1/3

    Paracaídas no le abre en pleno salto y tiene que recurrir a arriesgada maniobra para salvarse. El video es viral en Facebook. (Nick Venton)

  • Paracaídas no le abre en pleno salto y tiene que recurrir a arriesgada maniobra para salvarse. El video es viral en Facebook. (Nick Venton)
    2/3

    Paracaídas no le abre en pleno salto y tiene que recurrir a arriesgada maniobra para salvarse. El video es viral en Facebook. (Nick Venton)

  • Paracaídas no le abre en pleno salto y tiene que recurrir a arriesgada maniobra para salvarse. El video es viral en Facebook. (Nick Venton)
    3/3

    Paracaídas no le abre en pleno salto y tiene que recurrir a arriesgada maniobra para salvarse. El video es viral en Facebook. (Nick Venton)






Salvó de morir gracias a su pericia. Este paracaidista vivió su peor pesadilla mientras se precipitaba cientos de metros en caída libre. Un testigo de lo ocurrido grabó con su teléfono la lucha del instructor Mal Richardson en el aire. El video es en .

A Richardson le falló el paracaídas. Desde tierra se veía enredado y fuera de control. El experimentado deportista luchaba en el aire por destrabar el dispositivo. Al no lograrlo, activó el secundario. Todo ocurría en segundos dramáticos con el suelo cada vez más cerca.

Mal Richardson jamás entró en pánico, pese a que se dirigía a gran velocidad a un destino fatal. Siempre trató solucionar el impasse que pudo haber acabado con su vida. Pero, afortunadamente, su suerte cambió. Logró algo de estabilidad y cayó en una bahía.

Su pericia y el procedimiento de seguridad utilizado le salvaron la vida. La escena fue captada en Isla de Jersey, en el Reino Unido, y compartida en Facebook por el usuario Nick Venton. Las imágenes se convirtieron en virales entre los cibernautas de la red social.

El video publicado en la red social llama la atención por lo dramático y porque, en apenas poco más de un minuto, muestra la fragilidad de un ser humano y la desesperación durante su encuentro cercano a la muerte. Este es el motivo por el que las imágenes se convirtieron rápidamente en virales en la red.

Un paracaidista en caída libre puede llegar a alcanzar velocidades de hasta 250 km/h. Sin embargo, en una situación como la que se ve en el video de Facebook, donde hay mayor resistencia del aire debido al paracaídas semi abierto puede ser mucho menor.