El hombre intentó quejarse con el restaurante, pero los trabajadores se burlaron de él.| Foto: Pexels/Referencial
El hombre intentó quejarse con el restaurante, pero los trabajadores se burlaron de él.| Foto: Pexels/Referencial

El pollo frito para muchas personas es un manjar. Existen numerosas cadenas de comida rápida que se hacen llamar especialistas en este tipo de platos, sin embargo un hombre aseguró sentir asco al ver las piezas de pollo que tenía en su plato. ¿Qué encontró?

Según informó , un cliente, que prefirió mantener su identidad en reserva, acudió al restaurante East Eat en Colwyn Bay, ubicada en Gales, , y pidió un plato de pollo frito. Tras dar la primera mordida, rápidamente dejó de comer todo lo que le habían servido.

“Al principio ni siquiera me di cuenta, saqué el primer trozo de pollo y le di un mordisco”, relató el hombre. “A continuación, miré la comida y vi la extraña forma del trozo, lo que me hizo sacar lo que tenía en la boca con incredulidad”, añadió.

Según la fotografía que difundió el cliente, le habían incluido una pata de pollo en su plato. Si bien esta parte se suele comer en muchos países, no es común que se incluya dentro de las piezas de pollo frito.

“Como cualquiera puede imaginar, ver lo que tenía en la mano me hizo dejar el resto de comida. No pude seguir comiendo, me sentí físicamente mal”. El hombre narró que intentó quejarse con el restaurante, sin embargo fue en vano. “Después de intentar explicarles lo que me habían servido, simplemente se callaron, se rieron y, segundos después, la línea se cortó”.