Rafat Al-Qarawi recuperó su libertad el pasado marzo de 2021 y logró conocer a sus hijos.  | Foto: Pexels
Rafat Al-Qarawi recuperó su libertad el pasado marzo de 2021 y logró conocer a sus hijos. | Foto: Pexels

La historia de Rafat Al-Qarawi ha consternado al mundo entero. El hombre de nacionalidad palestina fue condenado en 2006 por 15 años tras ser culpable del delito de actividades terroristas. Luego de su liberación contó cómo ideó un plan para convertirse en padre de cuatro hijos sin llegar a mantener intimidad con su esposa.

Al-Qarawi participó en la contra Israel, por lo que fue detenido y condenado. Sin embargo, los 15 años de prisión impuestos no iban a hacer, para él, un impedimento para que llegara a tener hijos con su pareja. Fue así que contó a la manera en que logró sacar su esperma, para que luego su esposa lo llevará a una clínica de fertilidad.

“Sacamos el esperma de contrabando a través de la cantina. El prisionera palestino da a su familia cinco artículos en una bolsa. Es como ir a un supermercado y querer dar algo a tu familia: un regalo, caramelos, galletas, miel, lo que quieras”, relató Rafat Al-Qarawi.

“Emitimos la muestra segundos antes de que nos llamen por nuestro nombre y la metemos en bolsas, las envolvemos de una manera determinada y las marcamos con el esperma dentro de ella. La marcamos y la atamos con cuerdas de la manera que le habíamos dicho a la familia durante la visita anterior”, añadió.

Las bolsas de papas fritas o galletas que contenía el líquido seminal fueron reselladas, lo que hacía imposible que la seguridad de la prisión se diera cuenta que habían sido manipuladas. Según detalla al medio palestino, nadie más que el preso puede tener acceso a la bolsa durante la visita.

“La que viene a recibir la muestra es tu madre o tu mujer. Por supuesto, todos llevan su nombre escrito en la bolsa. La familia sale de prisión con la bolsa y va al Centro Médico Razan para la inseminación”, finalizó Rafat Al-Qarawi.

asegura que más de 100 niños han sido engendrados de esta manera, aunque cueste creer que la muestra de esperma pueda sobrevivir en condiciones poco adecuadas. Rafat Al-Qarawi recobró su libertad el pasado marzo de 2021 tras cumplir 15 años de prisión, y por fin pudo conocer a sus hijos.

¿Qué pasa con los hijos de los presos?

Muchos niños de padres encarcelados presentan síntomas de Estrés Postraumático, Déficit de Atención (con o sin hiperactividad) y Desórdenes de Apego. Estos síntomas de trastornos psicológicos pueden pasar desapercibidos o ser mal diagnosticados, precisa .

¿Cómo decirle a mi hijo que estoy preso?

Centra tu atención en el niño. El niño necesita saber que la encarcelación no es su culpa, que él no hizo nada malo. Ayúdale a saber cómo podrá mantenerse en contacto con su papá: si podrá visitarlo en la cárcel y cómo es ese lugar, o si podrá escribirle cartas, mandarle un dibujo, llamarle por teléfono, detalla .

TAGS RELACIONADOS