Se supo que el felino, de casi un metro de longitud y un peso de 5 kilos 800 gramos, es un Bengalí, una especia exótica, y que resulta del cruce entre un gato leopardo asiático y un felino doméstico. (Foto: América Sandoval / Facebook)
Se supo que el felino, de casi un metro de longitud y un peso de 5 kilos 800 gramos, es un Bengalí, una especia exótica, y que resulta del cruce entre un gato leopardo asiático y un felino doméstico. (Foto: América Sandoval / Facebook)

Una enorme sorpresa se llevaron unos ciudadanos , quienes alertaron la presencia de un leopardo en los alrededores del parque Fray Andrés de Olmos, en un vecindario de la ciudad de Tampico, en el estado de Tamaulipas. Sin embargo, el supuesto animal salvaje no resultó ser lo que todos pensaban.

HAZ CLIC: Las noticias más insólitas de la actualidad
MIRA AQUÍ: Hombre ingresa a un estanque para impedir que su perro sea devorado por un caimán

Y no era para menos. Los vecinos llamaron aterrados a la asociación de animales Patitas de la calle, creyendo que el feroz animal podría atacarlos en cualquier momento.

Rápidamente, integrantes de la organización acudieron al lugar, en donde encontraron al animal escondido bajo un banco y descubrieron que se trataba en realidad de un gato gigante con manchas en su pelaje similares a las de un leopardo.

Por medio de sus redes sociales, la fundadora de Patitas de la Calle, América Sandoval, explicó que ya hace más de 20 días que el gato fue rescatado y que estaba en malas condiciones de salud con una fuerte infección en los ojos, dermatitis en el cuerpo y muy delgado.

Se supo que el felino, de casi un metro de longitud y un peso de 5 kilos 800 gramos, es un Bengalí, una especia exótica, y que resulta del cruce entre un gato leopardo asiático y un felino doméstico.

Tras encontrarlo en la calle y rescatarlo, la mencionada agrupación busca a los dueños desde hace un par de semanas, y para eso requiere documentos que avalen la propiedad.

Indicaron que otra opción es comenzar con el proceso de adopción, pero debido a que se trata de una especie que requiere cuidados especiales y mucho alimento, se busca colocarlo con una familia con la suficiente solvencia económica.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

“No soy un loro, soy un espía”, la “confesión” de un loro se vuelve viral en Internet

“No soy un loro, soy un espía”: Ave parlanchina se vuelve viral por esta confesión y sorprende