Cathy Cox encontró una araña cangrejo en una de las paredes de su ducha y preguntó a los usuarios qué hacer con ella. (Foto: Cathy Cox / Facebook)
Cathy Cox encontró una araña cangrejo en una de las paredes de su ducha y preguntó a los usuarios qué hacer con ella. (Foto: Cathy Cox / Facebook)

Insólito. Una mujer de la ciudad de Perth, , quedó petrificada del miedo al toparse con una araña gigante en su ducha. Sin pensarlo dos veces, cogió su celular, y preguntó en un grupo de Facebook qué debía hacer con el “indeseado” intruso que se encontraba agazapado en un recóndito lugar de su hogar.

“Tengo lo que creo que es un hermoso huntsman (araña cangrejo gigante) en mi ducha. Ella está fuera de peligro, ¿pero debo reubicarla? Para su información, se me acelera el corazón al pensar en lo anterior”, escribió Cathy Cox en el grupo Australian spider identification page.

Un usuario respondió: “le sugeriría que se mude a un lugar más acogedor. No puedo imaginar cosas más horribles que ella humedeciéndose, perdiendo el equilibrio y cayendo sobre tu hombro”. Otro dijo: “Parece que es del tamaño de una pelota de baloncesto. Yo no lo tocaría. Han reclamado tu ducha. Puedes usar la manguera para bañarte ahora”. Mientras que un tercero escribió: “Dios mío, ¿por qué parece que podría encender la ducha?”.

MÁS: Paseaban por una montaña y encontraron los restos de un avión que se estrelló en 1948

Otro dijo: “agradezco mucho que hayas dicho que mide unos 4,5 cm de cuerpo, pero me preguntaba si podrías poner una cinta métrica alrededor de su vientre para medirlo también para nuestra edificación”. Cathy respondió diciendo “claro, no hay problema. Prefiero clavarme alfileres en los ojos”.

Foto: Cathy Cox / Facebook
Foto: Cathy Cox / Facebook

Las arañas cazadoras son muy comunes en Australia y pueden alcanzar una longitud en sus patas de entre 10 y 12 centímetros.

Si bien no son consideradas peligrosas para los humanos, los expertos sugieren no manipularlas pues, a pesar de que no suelen atacar personas, podrían morder y causar un dolor más profundo que el propio veneno.

TE PUEDE INTERESAR