Una gata negra se convirtió en la protagonista de una simpática historia. (Imagen: Pixabay)
Una gata negra se convirtió en la protagonista de una simpática historia. (Imagen: Pixabay)

Tras la pérdida de una mascota, el dueño del animal enfrenta un doloroso, triste y estresante momento. Bueno, algo así experimentó la joven usuaria Javiera Vercelotti, quien pensó que su adorada gata Gigi había muerto. Afortunadamente, todo fue producto de un engaño óptico y la propia cuidadora contó la insólita historia en : las ‘explotaron’ y la publicación ya se .

De acuerdo con el testimonio de Javiera, ella se encontraba en la habitación cuando, de pronto, se “asustó” al ver a su pequeña felina “tan rígida con los ojitos tan abiertos. No se movía ni pestañeaba nada”.

De inmediato, nuestra protagonista pensó que su gatita estaba sin vida y entró en desesperación. Sin embargo, el ‘milagro’ llegó “a los diez segundos”, ya que apareció la “verdadera Gigi” dentro del cuarto. “Casi lloro”, reconoció la mujer.

Entonces, ¿si no era esa la gata, qué era? “Eran los botones de una jardinera”, explicó Vercelotti en un post del 15 de junio. Ahora, la tuitera @mariel_cohete compartió el relato en la plataforma del pájaro azul y, en poco tiempo, se volvió tendencia.

“Es el problema de tener gatos negros”

En ese sentido, el tuit superó los 100 mil “me gusta” y los internautas lanzaron hilarantes comentarios. “Jajajajaja, solo los que tienen gatos negros entenderán”, escribió una persona. Mientras que otros contaron situaciones similares.

“El mío cuando se acuesta sobre la ropa negra dentro del vestidor y me hace creer que está desaparecido”, mencionó una cibernauta.


Síguenos en nuestras redes sociales: