Un hombre lleva a su hijo de 9 años a un local de Hooters para premiarlo por sus buenas notas y genera un acalorado debate en redes sociales. (Foto: @edwardseddy y @hooters)
Un hombre lleva a su hijo de 9 años a un local de Hooters para premiarlo por sus buenas notas y genera un acalorado debate en redes sociales. (Foto: @edwardseddy y @hooters)

Un hombre británico llevó a su hijo de 9 años a un local de Hooters para premiarlo por sacar buenas calificaciones. Su decisión, como era de esperarse, generó opiniones divididas en las redes sociales.

“Fuimos a Hooters como recompensa por que Buddy obtuvo [un] excelente informe en la escuela”, dijo Paul Edwards, de 36 años, en conversación con el medio .

Mediante su cuenta de Twitter, el padre publicó una foto de su hijo mientras degustaba unas hamburguesas. Detrás de ella, se pueden ver a varias meseras, quienes visten el traje característico del restaurante.

“Una comida tranquila con mi chico”, escribió el hombre en la descripción de la publicación.

“Era un poco tímido al principio, pero luego le encantó: el personal fue excelente y muy servicial, y la comida era deliciosa”, detalló Paul. “Es un gran lugar para ver el fútbol”.

Según el medio citado, la madre de Buddy no se opuso a que su hijo sea llevado a un local de Hooters como premio por obtener buenas notas.

La foto generó un acalorado debate en redes sociales

Los usuarios de Twitter, sin embargo, se mostraron en contra de la decisión: “amigo, esto es espeluznante”, comentó un usuario, mientras que otro acusó a Edwards de usar a su hijo como excusa para satisfacer su “voyeurismo”.

“No creo que esté sonriendo por la comida”, mencionó otro internauta, refiriéndose a la foto viral en cuestión. “Siento que Hooters necesita tener una regla que diga que no se te puede permitir entrar si tienes menos de quince años o algo así”.

No obstante, no todo fue críticas ya que algunas personas aseguraron que el hecho no tiene nada de malo. Otros incluso publicaron fotos de las veces que llevaron a sus hijos a Hooters.

Edwards, por su parte, no se arrepiente de lo sucedido. “Le encantó y quiere volver [este] fin de semana”, indicó.

“Quiero venir aquí todas las semanas para una noche con papá y amigos”, comentó Buddy. “¡La comida es genial!”.


TAGS RELACIONADOS