La organización animal que llegó al sitio creyó en un inicio que se trataba de una broma, pero este no era el caso. (Foto: 1300Koalaz / Facebook)
La organización animal que llegó al sitio creyó en un inicio que se trataba de una broma, pero este no era el caso. (Foto: 1300Koalaz / Facebook)

Una familia de Adelaida, , se llevó una gran sorpresa al encontrarse con una adorable ‘intruso’ en su vivienda: un koala. Este se las había arreglado para entrar a su casa para quedarse agarrado al árbol de Navidad.

MÁ INFORMACIÓN: Una luchadora se enfrentó a un youtuber de 240 kilos y lo venció en el primer round

El pasado miércoles, Taylah, de 16 años, fue la última en abandonar el hogar de su familia, ubicado en el suburbio de Coromandel Valley. Se aseguró de que el perro estaba fuera y de que había cerrado las puertas y apagado las luces. Cuando volvieron, se dieron cuenta de que algo estaba diferente.

“El perro fue directo al árbol de Navidad y empezó a olisquear el árbol de una forma que nuestra madre consideró que era extraña”, dijo la joven a The Guardian.

Fue entonces cuando se dieron cuenta de que en una de las ramas había un koala. “Estaba enredado con las luces. Es un árbol falso y viejo, y sin embargo el animal intentaba comerse las olas. Vi cómo masticaba un poco, pero se detenía cuando vio que eran falsas”.

Rápidamente, llamaron al grupo de rescate de koalas de Adelaine y Hills. “Esta noche, nuestro operador de línea directa recibió una llamada. Al principio pensó que era víctima de una broma”, explicó posteriormente la organización a través de una publicación realizada en Facebook.

“Hemos rescatado koalas en gallineros, baños, inspecciones abiertas, cochecitos de niños, bicicletas, escobas, carros de juguete... pero nunca en un árbol de Navidad. Es la primera vez”, contaron a Nine News los rescatistas, quienes bautizaron al koala como “el mejor ángel navideño de todos los tiempos”.

“Los koalas son criaturas muy curiosas y si se les presenta la oportunidad, investigan”, agregaron.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

“No soy un loro, soy un espía”: la “confesión” de un loro se vuelve viral en Internet

“No soy un loro, soy un espía”: Ave parlanchina se vuelve viral por esta confesión y sorprende