Su madre asegura que no se sorprendió al descubrir que su hija tenía el cabello de dos colores diferentes. (Foto: talytayoussef / Instagram)
Su madre asegura que no se sorprendió al descubrir que su hija tenía el cabello de dos colores diferentes. (Foto: talytayoussef / Instagram)

Con solo 2 años, una niña luce canas en el cabello debido a que nació con piebaldismo, una rara condición genética que hace que las áreas de la piel o el cabello parezcan más claras de lo habitual debido a la falta de melanocitos, células que producen melanina. Esto, lejos de sorprender a sus padres, ha servido para que la pequeña Mayah se convierte en toda una .

MÁS: Una mesera salva a un niño que era maltratado por sus padres: hizo una nota preguntándole si necesitaba ayuda

Talyta Youssef Aziz Vieira, su madre, dio a luz a su hija en noviembre del 2018 y asegura que no le sorprendió ver que la niña tenga el cabello de dos colores. Según explicó, debido a que tanto ella como su abuelo, su madre, una tía y varios primos nacieron con la misma condición.

La mujer cuenta que, cuando era adolescente, solía esconder sus canas debido a que le preocupaba ser juzgada por el color de su cabello. Por eso tomó la decisión de enseñarle a su hija a amar sus mechones blancos desde su nacimiento.

“Me di cuenta de que era única y especial. Quiero dar ese ejemplo a Mayah. La gente siempre nos detiene para decirnos lo especial que es”, dijo la mujer, según recoge .

Talyta suele disfrazar a su hija de diversos personajes aprovechando el color natural de su cabello, lo que le ha permitido hacerse de cierta popularidad en las redes sociales. “La gente la ha comparado con Cruella, de ’101 dálmatas’, Rogue de ‘X-Men’ y Anna de ‘Frozen”, cuenta la madre. “Fue entonces cuando pensé que sería una idea encantadora que nos disfrazáramos juntas como esos personajes. Quiero que Mayah tenga recuerdos divertidos sobre su apariencia. Quiero que acepte ser una superhéroe”.

“Otras personas que son diferentes nos han contactado para agradecernos por ayudarlos a aceptarse a sí mismos. Es triste que la gente tenga que esconderse. No necesitamos ser iguales para ser hermosos”, agrega. “Por dentro todos tenemos un corazón para aceptar y amar. Estamos viviendo una época de conocimiento y transformación. Aceptemos lo que nos hace diferentes”.



TAGS RELACIONADOS