Niños participando de una actividad en clase. (Imagen referencial: Yan Krukov / Pexels)
Niños participando de una actividad en clase. (Imagen referencial: Yan Krukov / Pexels)

La escuela va mucho más allá de sumar o restar. Así lo dejó claro Lola Cabrillana (), una maestra que utiliza las para relatar brillantes anécdotas. Esta vez, la educadora de Benalmádena, un municipio de la provincia de Málaga (España), compartió una situación que le ocurrió en plena clase.

Mediante un extenso hilo, ahora , de , Lola contó que una de sus pequeñas estudiantes estaba cabizbaja y ella se acercó para preguntarle qué le pasaba. Según reveló, la niña le respondió que “un compañero le había dicho que su bolsita del desayuno estaba vieja”.

Ante esto, la profesora de infantil reunió a toda sus alumnos y tomó cartas en el asunto. “Me guardo la programación del día en un cajón. Desmonto la clase entera y pongo delante de ellos los juguetes, las piezas, los encajables, todo. Les invito a hacer dos grupos. En uno pondremos las cosas nuevas y en otro las cosas viejas”, explicó Cabrillana.

Mira aquí la publicación viral

En medio de la dinámica de separación entre lo nuevo y viejo, le mencionó a sus estudiantes que “muchos de juguetes de sus favoritos también van a parar al montón de los viejos”. Tras este ejercicio, la clase entera comenzó a reflexionar sobre las cosas antiguas.

Impactante reflexión

“Realmente nos sirven. Nos gusta jugar con ellas. No importa que estén viejas si podemos divertirnos con ellas”, apuntó la docente. Partiendo de dicha premisa, Lola agarró la bolsa de la pequeña para profundizar el tema.

“Cojo la bolsita de la niña. Es una bolsita maravillosa, ella sola trae el desayuno, y no se cae al suelo nada. Sirve, sí, eso es lo importante. A veces las cosas viejas son las mejores”, indicó Cabrillana en su mensaje.

Mira aquí la publicación viral

La cereza del pastel llegó cuando uno de los pequeños intervino e hizo reír a la profesora. “Su abuelo es viejo y lo quiere mucho”, dijo el menor. La maestra concluyó su historia con un gran consejo: “Hay que apreciar lo que tenemos. Y eso también se puede enseñar en las escuelas”.

En cuanto a las reacciones, los comentarios positivos no faltaron. Muchos usuarios destacaron el método de la docente. “Eso es una gran lección para todo el grupo”, señaló un internauta.