Luke O’Neill habló sobre el final de la pandemia y, además, reveló la fecha en que todo volvería a la "normalidad". (Foto: Newstalk / YouTube)
Luke O’Neill habló sobre el final de la pandemia y, además, reveló la fecha en que todo volvería a la "normalidad". (Foto: Newstalk / YouTube)

El inmunólogo irlandés Luke O’Neill, quien trabaja como profesor en la Escuela de Bioquímica e Inmunología del Trinity College de Dublín, de Irlanda, se mostró optimista al hablar sobre el panorama de y cree que la vuelta a la normalidad estaría cerca de concretarse. En un video , el científico también habló sobre la importancia de las vacunas, revelando un importante dato que los países desarrollados parecen no tener en cuenta.

MÁS: “Es un milagro”: una mujer regresa a casa tras pasar 315 días en el hospital internada por COVID-19

Sus predicciones toman como base el descenso de contagios a nivel mundial, el cual tuvo una reducción del 17% la semana pasada, siendo la semana consecutiva número 15 con descenso en casos positivos. Asimismo, hubo una disminución del 10% en la tasa de mortalidad en los últimos días, siendo también la segunda semana consecutiva en que se registró un descenso.

O’Neill asegura que el inicio de la vacunación es un gran paso en la lucha contra el , pero el resultado será el esperado solo si la mayor cantidad de habitantes accede a una vacuna. Para ello, el docente instó a que los países ricos, que cuentan con un excedente en el número de dosis por cada ciudadano, le cedan estos inoculantes al resto de naciones que aún no pueden cubrir la demanda de vacunas. “El objetivo es que el mundo logre la inmunidad de rebaño lo antes posible, y acumulando vacunas esto no será posible”, dijo.

El científico incluso dio algunos ejemplos: Canadá cuenta con 9 vacunas por persona, Estados Unidos 7, Reino Unido 6, y la Unión Europea 5. Dar el exceso de vacunas a países que las necesitan es imprescindible, dado que esto permitirá que el mundo logre un nivel alto de vacunación. El objetivo es alcanzar los buenos resultados obtenidos por Israel, en donde se ha registrado un 94% de protección. En este país, se ha logrado vacunar a 7,36 millones de personas de una población de 8,38 millones.

Mientras hayan personas que no reciban la dosis contra el covid-19, el virus irá mutando con el paso del tiempo. Tal es el caso de las variantes británica, sudafricana y brasileña. Y este tipo de alteraciones no permiten que la pandemia se detenga.

Hasta entonces, habrá que limitar los viajes internacionales y continuar con los confinamientos. Y es que este es el precio que la humanidad debe pagar hasta que la mayoría se haya vacunado. “Si obtenemos protección en nuestros propios países, no vamos a querer nuevas cepas del virus irrumpiendo en el escenario local, mientras otros países son vacunados, y este punto es crucial”, resaltó el especialista.

Sin embargo, luego de que las vacunas arrojen buenos resultados, O’Neill se mostró optimista sobre el futuro y dijo que dentro de los próximos seis a nueve meses estaríamos recuperando cierta normalidad. Esto, claro, luego de que la vacunación se haya extendido de forma masiva.

Por otra parte, el científico hizo hincapié en que la población no debe descuidar la nutrición balanceada, clave para reforzar el sistema inmunológico. “Nuestro sistema inmunológico también necesita hierro, y un estudio publicado recientemente muestra que la deficiencia de este mineral hace que las vacunas sean menos efectivas. Eso no se vio en el COVID-19 específicamente, sino en las vacunas aplicadas en rubéola e influenza”, aseguró. “Si se tiene deficiencia de hierro, el cuadro empeora mucho. El mensaje es muy claro: hay que tener una buena dieta balanceada”.

TAGS RELACIONADOS