Mujer recibe indemnización de miles de dólares tras demandar a sus jefes por no invitarla a almorzar. (Foto: Referencial / Pixabay)
Mujer recibe indemnización de miles de dólares tras demandar a sus jefes por no invitarla a almorzar. (Foto: Referencial / Pixabay)

El caso de Malgorzata Lewicka definitivamente sentará un precedente en los empleadores. Esta extrabajadora de un concesionario de Watford, , recibió una indemnización de 23 mil libras (un poco más de 32 mil 600 dólares estadounidenses) tras entablarle una demanda a sus jefes por no invitarla a almorzar.

Sucede que la joven, que laboraba como recepcionista, denunció ante la justicia de su país que sus empleadores la excluyeron del ‘Pizza Friday’, evento en el que todos los trabajadores eran invitados a comer pizza, señala el medio británico .

Nadie le consultó si quería pedir comida o participar en los almuerzos corporativos”, consideró la jueza laboral Jennifer Bartlett.

MÁS INFORMACIÓN: Madre e hija denuncian por acoso a empleado de cine que les pidió bajar los pies de butaca

El concesionario alegó que no invitaban a Lewicka dado a que cumplía horario de medio tiempo. Sin tomar en cuenta el argumento de la compañía, la jueza sostuvo que no era algo válido. “Podrían haberle preguntado si quería sumarse a la pizza de los viernes”, dijo la autoridad.

Durante una audiencia virtual, se supo que Malgorzata trabajó en la compañía desde mayo de 2014 como recepcionista y asesora de servicios. Asimismo, que en 2018 presentó una queja por su bajo salario, el horario y una supuesta discriminación sexual por parte de su jefe, Mark Benson.

Su empleador no tomó en cuenta sus pedidos y, además dejarla de invitar a comer pizza los últimos viernes de cada mes, le dijo que había cometido una falta grave y emitió una advertencia final por escrito.

El tribunal también supo que Lewicka era molestada por algunos de sus compañeros y que, en enero de 2019, fue despedida después de que la empresa dijera que el rol que desempeñaba tenía que ser a tiempo completo.

Por todos estos motivos, la jueza determinó que la recepcionista deberá recibir un total de 23 mil libras por parte de su ex empleador.

“Como mujer soltera con compromisos de cuidado de niños, sufrió una desventaja por el requisito de que los asesores de servicio trabajen a tiempo completo, es decir, fue seleccionada para ser despedida”, expresó Bartlett.

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS