Buena parte de los comentarios se mostraron en contra del mensaje del cartel. (Foto: Jemo Cruz/Twitter)
Buena parte de los comentarios se mostraron en contra del mensaje del cartel. (Foto: Jemo Cruz/Twitter)

Muchas personas separan cita para el hospital o la clínica, pero gran número de esta termina no yendo a su control médico, pero sin cancelar estas, lo cual termina perjudicando a otros pacientes que tienen mayor urgencia de ver al doctor. Por ello, recientemente en como se hizo un cartel de consulta médica en que destaca la irresponsabilidad de personas con poca empatía.

Todo comenzó con la publicación hecha por Jemo Cruz en la mencionada plataforma virtual, la misma que acompaña con la siguiente descripción: “Qué fuerte y real”.

De inmediato, se muestra la imagen de un papel colgado sobre un mural en lo que parece ser un hospital, el mismo que tiene un mensaje muy contundente: “Ayer faltaron a la consulta 11 pacientes. Si hubieran anulado su cita, usted podría haber sido atendido antes. La sanidad es responsabilidad de todos. Colabora”.

Publicación que se hizo viral en Twitter. (Foto: Jemo Cruz/Twitter)
Publicación que se hizo viral en Twitter. (Foto: Jemo Cruz/Twitter)

Este post ha acumulado, desde su publicación el pasado 19 de marzo, más de 30.3 mil retweets, así como cifras superiores a los 197.3 mil me gusta. De inmediato, se abrió un interesante debate en la caja de comentarios, donde no pocos se mostraron discrepantes con el mensaje del cartel.

“Ayer llamé 11 veces. Si hubieran cogido el teléfono hubiera podido anular la cita. La sanidad es responsabilidad de todos. Colabora”, “me dieron un turno a fin de noviembre para el 10 de marzo, clínica privada. El día anterior me manda un recordatorio por SMS, no podía ir. Respondo el mensaje diciendo que necesito reprogramar el turno y nada. Llamé y nada. Ni cancelar el turno es fácil”, “te dan cita para dentro de 3 meses. Te llaman unos días después y te dicen que se ha atrasado tu visita por temas de COVID porque hay mucha gente en espera. No aparece esa visita, tampoco el recordatorio. Llamas para ver qué ha pasado y no te cogen la llamada”, “vente con nosotros al hospital y ayúdanos a gestionarlo, siempre estáis igual. Mucha queja y poca ayuda ¿Qué creéis? ¿Qué no nos encantaría que todo fuera bien y fluido? Pero nadie nos ayuda y muchos pensáis que nos la pasamos tomando café”.