Jacqueline Zoella se arrepiente de haberse mudado a Texas por su calor extremo. (Foto: @jacquelinesarahhh-AFP/composición)
Jacqueline Zoella se arrepiente de haberse mudado a Texas por su calor extremo. (Foto: @jacquelinesarahhh-AFP/composición)

En los tiempos que corren, la salud mental ha cobrado una gran importancia, por lo que este tipo de enfermedades son atendidas con la seriedad que se merecen en diversos países del mundo. Por ello, una mujer de los se ha vuelto en como tras afirmar que el calor de Texas le produce “depresión de verano”, término que defiende como real, el mismo que ha sido respaldado por no pocos usuarios.

Un calor que “enferma”

Y es que en casi la mayoría del territorio del estado sureño del país norteamericano las temperaturas son extremadamente altas, afectando a muchos, siendo una de estas Jacqueline Zeolla, quien confesó que pasa casi todo el tiempo metida en casa debido al implacable clima, lo cual ha tenido repercusiones en su salud mental.

En el clip compartido el pasado 6 de agosto, la tiktoker expuso su caso: “POV (punto de vista): no sabías que existía la depresión estacional en el verano hasta que mudaste tu feliz trasero a Texas, donde el único lugar agradable para estar es adentro”, se lee en el texto insertado en la descripción.

@jacquelinesarahhh Texas heat check. Y’all good? Cause I’m not, I’ve never spent so much time inside 🥵 #heatwave #texascheck #texas #texasheat #austintx #findyourgrace #texasweather #sunmer ♬ original sound - Fin_Raidz

Pero, en la descripción del mismo agrega más sobre su ánimo en general: Prueba de calor de Texas: ¿están bien? Porque yo no. Nunca he pasado tanto tiempo adentro (de casa)”, mientras a la mujer la vemos tomando agua, mirando fijamente a la cámara sin decir una sola palabra.

TikTok la apoya

De inmediato, los usuarios de TikTok, sobre todo los tejanos, han apoyado la confesión de Jacqueline, donde muchos entendieron que se trataba de depresión con el tiempo: “Lo mismo. Estoy en Texas y puedo sentir que estoy perdiendo la cabeza hasta mediados de octubre, cuando las cosas comienzan a calmarse, entonces, soy la persona más feliz del mundo”, “nuestro frío de 97 grados aquí en San Antonio es el ‘besos del chef’”, “te siento. Fiebre de cabaña”, “Dios mío, le he estado diciendo esto a la gente durante años. No soporto los veranos brutales de Texas”, “extraño los principios de junio cuando no había vibraciones por el golpe de calor”, “hace demasiado calor afuera, ya ni siquiera puedo ir al sendero”.


Síguenos en nuestras redes sociales: