El relato viral de una aeromoza que fue rechazada por su talla. (Foto: @alba.nevado 7 Instagram)
El relato viral de una aeromoza que fue rechazada por su talla. (Foto: @alba.nevado 7 Instagram)

El testimonio de una azafata de que denunció haber sido despedida de la empresa que la acababa de contratar porque no tenían uniformes de su talla desató reacciones de todo tipo entre los usuarios de más de una red social. Alba Nevado narró su desagradable experiencia en un video publicado en su perfil de que se volvió casi en el acto.

“En pleno año 2021 y siendo una época marcada por el supuesto aprendizaje del ser humano tras la vivencia de la pandemia, me he visto rechazada por mi talla y peso”, empieza diciendo la joven que también es actriz y directora de teatro. “Se suponía que tenía que trabajar del 19 al 23 de mayo como azafata en Fitur, así fue el contrato que yo firmé con la agencia de azafatas y congresos BEST WAY. Ayer, después de la formación y test de antígenos, me dieron mi uniforme”.

Sin embargo, cuando Alba llegó a su casa, pudo comprobar que el traje no era de su talla. Entonces, conversó con la agencia y le dijeron que volviese para darle otra talla. En el lugar, a Alba le dijeron que que podían ofrecerle, como mucho, una talla 42 o bien podría acudir a trabajar con un traje negro.

MÁS INFORMACIÓN: Asaltantes reconocen a su víctima, lo saludan y le devuelven sus cosas

Al día siguiente, llegó a su centro de labores con una hora de anticipación para resolver de una vez por todas los inconvenientes, pero cuando la vieron le dijeron que ella era “el problema”. “Nada más entrar me dicen: ‘Ah, tú eres la del problema. Como si tener una talla 46 fuese un problema”, dijo indignada la joven.

Como segunda opción, le dieron un pantalón masculino que tampoco le quedaba bien. Los responsables buscaron más tallas, pero no habían. “Me dijeron que lo sienten mucho, pero que me mandan a mi casa porque no puedo trabajar sin uniforme. Como si el problema fuera mío”, relata la actriz.

La agencia se comprometió a pagarle el tiempo que había empleado al ir hasta allí, pero no era eso lo que quería la joven. Ella denunció que no le parece correcto que siga primando la imagen por encima de la profesionalidad. “Sé que soy lo suficientemente válida como para estar”, dice Alba. “Como no encajo dentro del canon de belleza, no tienen una talla para mí y, por lo tanto, no puedo trabajar”.

“Te sientes como una auténtica mierda cuando no tienes el problema. Mi problema no es tener una talla 46, mi problema es que gente que ofrece un puesto de trabajo, sabiendo la talla que tengo, no esté preparada para asumir que tiene que tener un uniforme de esa talla para poder trabajar”, dice Alba, que publicó el video ni bien salió de la feria en donde la rechazaron.

Tras el incidente, Best Way se puso en contacto con ella y le pidió disculpas por lo sucedido. En un segunda clip, Alba cuenta que le ofrecieron incorporarse con un uniforme distinto, pero rechazó la oferta dado que no se siente en buenas condiciones físicas y psicológicas para trabajar atendiendo al público.

Adicionalmente, la joven contó que la empresa le pidió borrar el video. “Se me ha pedido que borre el video, pero yo, sinceramente, no voy a borrar ese video porque he contado una cosa que ha pasado y que yo me he sentido muy mal. Ahora, después, han venido los perdones, han venido las ofertas, el entender que no había uniformes, pero si borro ese video en el que todos han expresado de alguna manera el apoyo y situaciones similares, estaría mintiendo o escondiendo algo que es realidad y es como yo lo he vivido”, concluye.

La compañía agregó que la falta de un uniforme de su talla se debió a la “escasez de fabricación y presupuesto en cuanto al uniforme. Todo esto, derivado por la crisis de la pandemia”.

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS