‘Kimmy’ es la perrita de raza Beagle de 16 años de edad de una familia de Carlifornia, Estados Unidos (EE.UU.), que logró perder una cantidad considerable de peso y ahora goza de un buen estado de salud. Antes de ser rescatada, Kimmy deambulaba por las calles rebuscando en los cubos de basura en busca de algo de comer y satisfacía su hambre con todo lo que encontraba a su paso. A continuación, conoce más detalles de su .

FOTO VIRAL => Novia visita a su abuela desahuciada para mostrarle su vestido antes de la boda

Cuando Caitlin Brink, una joven de 27 años, de Carolina del Sur, la adoptó, la perrita se acostumbró rápidamente a un estilo de vida más lujoso, de caprichos y más sedentario, lo que se tradujo en un aumento de peso perjudicial para su salud.

Kimmy tenía tanto sobrepeso que no podía saltar en el sofá, rascarse la barriga o incluso lamerse.

Al principio, Caitlin pensó que ese exceso de grasa era un rasgo “mono” de su perrita, pero, cuando en los paseos vio que el animal era incapaz de caminar, se dio cuenta de que era hora de hacer un cambio drástico.

Admito que ignoraba lo dañino que era para ella el exceso de peso en ese momento”, confesó la joven a Metro.

Después de informarse al respecto, Caitlin decidió poner a dieta a su perrita y lo intentó con varias fórmulas hasta que descubrió que la que mejor le veía a ella era la dieta de comida cruda.

Ahora que Kimmy pesa 13 kilos menos su pelaje es más brillante, su aliento ha mejorado y sus niveles de energía no se habían visto antes.

TAGS RELACIONADOS