Un video viral exhibió la brutal agresión de la que fueron víctimas dos policías que acudieron a poner orden en una fiesta ilegal en España. | Crédito: Mallorcadiario / YouTube
Un video viral exhibió la brutal agresión de la que fueron víctimas dos policías que acudieron a poner orden en una fiesta ilegal en España. | Crédito: Mallorcadiario / YouTube

Dos oficiales de policía fueron agredidos el pasado 2 de abril tras acudir a un piso de , localidad del municipio de , en Mallorca (), en el que se llevaba a cabo una fiesta ilegal con alrededor de una veintena de personas. Un video del hecho se volvió al ser compartido en como por varios medios locales.

Según informó , haciendo eco de la noticia originalmente publicada por el , los hechos ocurrieron al promediar las 18:00 horas del último viernes, cuando la música a todo volumen que provenía de un domicilio cercano provocó las quejas de varios vecinos de la zona, propiciando que denunciaran el hecho ante las autoridades.

Sin embargo, la llegada de la patrulla fue recibida con mucha agresividad por los asistentes a la reunión –que, de acuerdo a información de los residentes recogida por el citado medio balear, pertenecerían a un clan familiar muy conflictivo en el área– y no dudaron en agredir a los oficiales ni bien descendieron del vehículo policial para intentar reestablecer el orden.

MÁS INFORMACIÓN: Brutal pelea callejera se hace viral en redes sociales y motiva investigación policial | VIDEO

Primero, los revoltosos del de se enfrentaron a los oficiales a gritos, los insultaron y luego les acorralaron, para proceder a propinarle varios puñetazos a uno de ellos que tuvo la mala fortuna de caer al suelo. Al verse superados en número, los agentes tuvieron que buscar refugio en el coche patrulla y solicitar refuerzos.

No contentos con toda la ola de violencia que desataron, uno de los asistentes de la fiesta ilegal amenazó de muerte al dueño de un hotel cercano al que acusaba de haber llamado a la Policía y además causó daños a su automóvil con la ayuda de otros cómplices. Acto seguido, a la zona acudieron agentes de la Guardia Civil para controlar la situación.

TE PUEDE INTERESAR