El pequeño Kaito Morishima protagonizó un tierno video viral al sorprenderse por un piso de vidrio (Foto: Tulsa World)
El pequeño Kaito Morishima protagonizó un tierno video viral al sorprenderse por un piso de vidrio (Foto: Tulsa World)

Un video viral de un niño sorprendiéndose por caminar sobre un suelo de cristal es la sensación en . ¿Eres alguien extremadamente cauteloso con lo que sucede a su alrededor? Entonces es probable que te identifiques con este pequeño niño que solamente estaba dando un paseo con su familia y terminaron asustándolo de por vida por una caminata en un piso de vidrio.

No hay persona en el mundo más curiosa que un niño pequeño. Cuando son bebés ponen todo en sus bocas, pero cuando ya pueden caminar intentan ir a los lugares menos pensados y demostrar que son capaces de enfrentar cualquier cosa. Lastimosamente, el pequeño no estaba listo para el reto que lo llevó a convertirse en una sensación de las redes sociales.

Los padres de lo llevaron de paseo a una excursión en uno de los edificios más altos de Tokio, uno que permitía una “vista de pájaro” de sus calles por tener secciones de vidrio. En ocasiones estos lugares provocan vértigo, por lo que no se recomienda a personas frágiles de corazón. Aunque esto poco les importó a sus padres, que aprovecharon la oportunidad para grabar su reacción:

Aunque sus padres están riéndose en el fondo del video, el pequeño se queda paralizado al no saber exactamente que está pasando. Se ve como dobla las rodillas, como si hubiera perdido el equilibrio, pero mantiene su posición y mira hacia sus padres en búsqueda de ayuda.

La mamá de Kaito, Mie, dijo: “Estaba congelado cuando lo llevé al piso de vidrio. Me estaba mirando, como ‘¿Por qué me haces esto?’ Por fin, cuando le ofrecí mi mano, finalmente se movió. Lo abracé con fuerza después de esto“. Su papá Kenji Morishima filmó el divertido video y lo compartió en sus redes sociales.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMEDADO

Video viral: Ingenioso truco para poder evitar problemas de pagar la cuenta
A través de este video, un animal se encarga de decidir a quien pagará la cuenta. Todo esto se desarrolla mediante un aplicativo