El joven fue a la playa con deseos de relajarse un poco. Jamás imaginó que iba a encontrar el referido animal, que suele comer carabelas portuguesas. (Foto referencial - Pexels)
El joven fue a la playa con deseos de relajarse un poco. Jamás imaginó que iba a encontrar el referido animal, que suele comer carabelas portuguesas. (Foto referencial - Pexels)

| | Lawrence Scheele llegó a la playa de Freshwater, la cual se halla en su natal Sídney (), con unos deseos inmensos de pasar un momento alejado de la bulliciosa y congestionada ciudad.

Cuando iba a entrar al mar notó la presencia de un pequeño ser de color azul intenso. Al mirar con más detenimiento por unos segundos, supo que ese animal era un dragón azul.

De inmediato, Lawrence corrió a su auto por su cámara y se dispuso a grabar al pequeño molusco, cuyo veneno es letal para los humanos y resulta todo un espectáculo visual.

MÁS INFORMACIÓN: Más de 800 aves hicieron una “parada técnica” para invadir la casa de una familia en California

Las imágenes que registró no tardaron en volverse virales en YouTube. Estas fueron publicadas en el canal Caters Clips, y han superado las 11.000 reproducciones en unos días.

El dragón azul, cuyo nombre científico es Glaucus atlanticus, vive en aguas templadas y cálidas. Su presencia es notoria en Australia, Mozambique, Sudáfrica y parte de Europa.

Una de las cosas más llamativas de este animal, que mide entre 3 y 4 centímetros, es que en su dieta se encuentra la peligrosa carabela portuguesa. Los dragones azules son capaces ‘separar’ las toxinas de esa babosa y almacenarlas para hacer un veneno aún más peligroso.

TE PUEDE INTERESAR