El joven detuvo de una patada al conducto que sembró miedo y puso en peligro la vida de las personas. | Foto: Guardian News/YouTube
El joven detuvo de una patada al conducto que sembró miedo y puso en peligro la vida de las personas. | Foto: Guardian News/YouTube

La Plaza Skanderberg de Tirana, en , fue el escenario en que se registró un impactante . Un joven se convirtió en héroe y detuvo lo que probablemente iba a terminar en una tragedia. Con una patada voladora, el muchacho detuvo a imprudente conductor que manejaba de forma temeraria y puso en peligro la vida de los transeúntes.

Una madre se vuelve tendencia al explicar por qué no permite que nadie bese o abrace a su hija
Perro se coló en carrera de relevos de escuela de Utah y casi acaba “ganándola”

Decenas de personas que estaban presentes en la plaza, ubicada en la capital del país balcánico, vivieron un momento de pánico cuando un vehículo entró en la explanada y empezó circular de forma errática: dar vueltas en marcha atrás y en algunos momentos derrapando.

En el se ve que varios intentaron acercarse con mucho cuidado para increparle al conductor e intentar que pare, pero el hombre se zafó y siguió con su acto temerario. Fue en ese momento cuando un valiente y decidido joven se convirtió en héroe y con una increíble patada voladora inmovilizó al conductor.

El chico corrió velozmente y con un salto milimétrico se introdujo por la ventana del vehículo y conecto una contundente patada al chofer. El joven se quedó clavado en el coche hasta que el conductor se detuvo. “Pensaba que era un acto terrorista”, confesó el héroe a diversos medios.

Por fortuna, no hubo heridos tras el temerario acto del hombre en la La Plaza Skanderberg de Tirana. El desadaptado fue sacado del automóvil y recibió una golpiza que jamás olvidará, para luego ser entregado a la Policía. Las autoridades le practicaron un test de alcoholemia y drogas, resultando positivo en ambas.