Dueña de tienda iba a ser asaltada y descubrió que el delincuente era su vecino: "¡Eres tú!". (Foto: Referencial / Pixabay)
Dueña de tienda iba a ser asaltada y descubrió que el delincuente era su vecino: "¡Eres tú!". (Foto: Referencial / Pixabay)

En el barrio El Progreso, en Mar del Plata, , ocurrió algo insólito: la dueña de una tienda iba a ser asaltada por un sujeto que había ingresado a su local con el rostro cubierto, pero en pleno robo descubrió que el delincuente era su vecino.

La noche del pasado viernes, el ladrón ingresó al comercio y redujo a la propietaria y a un cliente para quitarles dinero y algunas pertenencias, informó el medio .

Durante el asalto, el cliente se abalanzó contra el joven y comenzaron a forcejear. Tras la pelea, al sujeto se le cayó la capucha con la que se cubría el rostro y la dueña logró reconocerlo. “¡Eres tú, eres tú!”, gritó tras reconocer al delincuente, que era un vecino suyo.

Al ser descubierto, el ladrón huyó del lugar y la mujer llamó a las autoridades para hacer la denuncia correspondiente.

Al tratarse de su vecino, la dueña sabía donde vivía, por lo que la policía esperó al joven en su domicilio, donde fue detenido por robo.

Se dio a conocer que, en su poder, se halló cerca de 25 dólares y 1,3 gramos de cocaína. Asimismo, que el ladrón quedó a disposición de la justicia y será procesado por “robo agravado por el uso de arma de utilería”.

Cómo reaccionar ante un asalto a mano armada

La delincuencia continúa, incluso en plena pandemia. De acuerdo al último reporte del Instituto Peruano de Estadística e Informática (INEI), a nivel nacional urbano 13,7% de peruanos fue víctima de un hecho delictivo con arma de fuego entre mayo y octubre del 2020, señala la empresa G4S en su sitio web.

Por ello, es importante tener en cuenta ciertas cosas a la hora de ser asaltado a mano armada.

  • NO OPONER RESISTENCIA: Esto es lo primordial ya que tenemos las de perder porque estamos frente a un sujeto con arma de fuego. No hay que forcejear con él ni tampoco hablarle o mirarlo de manera agresiva. Para salir ilesos, se recomienda nunca enfrentarse al ladrón.
  • EVITAR MIRAR AL DELINCUENTE A LOS OJOS: El hampón no quiere ser identificado, si lo mira directamente podría volverse más agresivo y hasta se le podría escapar un tiro. Lo mejor es mantener la cabeza agachada y acatar sus órdenes sin reprochar.
  • EN CASO LO IDENTIFIQUE: Si reconoce al ladrón no hay que decirlo. Incluso, una mirada nos puede delatar. Lo ideal es actuar como si no lo hubiéramos reconocido. Se debe intentar retener en la memoria la descripción del agresor, de la forma más clara posible, ya que luego podremos ayudar a la Policía a identificarlo y capturarlo.
  • NO INTENTAR HUIR: Esta idea puede pasar por nuestra cabeza si cargamos un objeto de valor, pero nos puede costar muy caro. Si salimos corriendo nos pueden herir en la espalda y las consecuencias pueden ser muy graves, como quedar minusválido. Asimismo, cuando el delincuente escape, no intente detenerlo o alcanzarlo.
  • HABLAR LO MÍNIMO: Hay que tratar de hablar de manera muy serena y razonable con el asaltante y darle lo que pida. No gritar ni levantarle la voz. Tampoco se debe extender la conversación, ya que queremos que el asalto acabe lo antes posible. Cuando termine, debemos ponernos en contacto primero con nuestros familiares para poder calmarnos y luego con las autoridades para denunciar el hecho.

TAGS RELACIONADOS