Comunidad vecinal de un edificio colocó en el ascenso carteles con surrealistas prohibiciones. (Imagen: @pepefaurio/ Twitter)
Comunidad vecinal de un edificio colocó en el ascenso carteles con surrealistas prohibiciones. (Imagen: @pepefaurio/ Twitter)

Existen muchas reglas básicas que mejoran la relación vecinal dentro de un condominio. Sin embargo, otras pueden generar molestia entre los inquilinos. Así lo comprobó José Faurio (), quien compartió una imagen en redes sociales con las nuevas ‘instrucciones’ que establecieron en su edificio para promover una buena convivencia.

El tuitero Faurio se encontraba ingresando al ascensor de su vecindario cuando, de pronto, notó tres carteles que contenían algunas peculiares prohibiciones. Una de las hojas pegadas describía las actividades que no se pueden hacer en la propiedad.

En ese sentido, la pequeña pancarta indica que no está permitido fumar en el ascensor, tirar colillas en el hall, dejar heces de perro, dibujar paredes, sacar las llaves de los portones, emitir ruidos sexuales fuertes y permitir el ingreso a personas solas sin el acompañamiento del inquilino”.

Asimismo, el segundo cartel de la comunidad de vecinos señala “prohibido vender drogas”. Mientras que el tercer folio colocado en la pared recuerda que “el próximo perro que ca... en el pasillo, lo hacemos cag... para dentro”.

Polémica en redes sociales

La publicación de @pepefaurio se volvió tendencia y ya sumó más de 44 mil “me gusta” en la plataforma del pajarito azul. Además, el tuit desató varias opiniones y más de una persona se mostró en contra de estas prohibiciones.

“El que emite ruidos fuertes es porque quiere que lo escuchen”; “qué afortunado soy de vivir en una comunidad normal”; “un poco turbio ese edificio, no quisiera vivir ahí”; “el del perro es demasiado”; fueron algunos de los comentarios.