Estudio fue realizado en la universidad londinense de University College. (Foto: Difusión)
Estudio fue realizado en la universidad londinense de University College. (Foto: Difusión)

¿Eres de las personas que prefieren ir al cine a que ir a hacer ejercicios? Tranquilo o tranquila, pues ahora la universidad University College de llevó a cabo un estudio que te cubre la espalda porque, según sus conclusiones, ver una película en los teatros podría ser tan bueno para la salud de tu corazón como hacer actividades físicas.

Como indica el estudio, al momento de ver una película, el ritmo cardíaco tiende a generar registros similares al de hacer ejercicios ligeros por 45 minutos, donde el cuerpo responde a estímulos que son fijados por la mente que está concentrada en la actividad, sea este el ejercicio o ver la película.

En consecuencia, el análisis mostró que el estado de concentración también genera beneficios a la mente que ayuda a desarrollar un mayor nivel de capacidad de orientar todos nuestros sentidos en la actividad y es un ejercicio que nos ayuda a enfocarnos por un tiempo prolongado.

La evaluación se realizó en 51 personas que vieron la nueva versión de la cinta de , Aladino, para la cual utilizaron sensores que medían la frecuencia cardíaca y las reacciones de la piel de estas personas.

Como señaló Joseph Devlin, profesor de neurociencia del University College, al portal Daily Mail, las experiencias culturales como ir al cine brindan oportunidades para que nuestro cerebro dedique toda nuestra atención durante períodos prolongados de tiempo.

“En el cine específicamente, no hay nada más que hacer excepto sumergirse. Además de esto, nuestra capacidad, para mantener el enfoque y la atención, juega un papel fundamental en el desarrollo de nuestra capacidad de resiliencia mental, porque la solución de problemas, generalmente, requiere esfuerzo concentrado para superar los obstáculos”, dijo Devlin.

El desarrollo de esta investigación fue comparado con otras actividades que requieren de nuestra íntegra atención como es la lectura, pero los resultados no fueron similares. Tomando la prueba de 26 personas que leían por la misma cantidad de tiempo, los analistas notaron que no habían alteraciones cardíacas y que se mantenían entre el 40 y 80% de frecuencia máxima, un registro “sano”.

“Nuestra capacidad para resolver problemas sin distracciones nos hace más capaces de resolver problemas y nos hace más productivos. En un mundo donde es cada vez más difícil alejarse de nuestros dispositivos, este nivel de enfoque sostenido es bueno para nosotros”, concluyó Devlin

Un gran ejemplo de los registros de aumento de frecuencias cardíacas positivas están en los videos de subidos por usuarios que reaccionan a escenas en particular de series o películas. En este caso, mira la reacción de esta joven a una de las escenas más dolorosas de la serie .

Desde los inicios del cine con las proyecciones de los hermanos Lumiere, donde sorprendían en las salas de cine con pequeñas cintas de trenes pasando al frente de la cámara, vemos que la agitación y exabruptos generados en los asistentes son beneficiosos para la salud, porque estos, al ver que los trenes se acercaban a la cámara que grababa, salían presurosos creyendo que un tren real saldría de la pantalla y los atropellaría.

VIDEO RECOMENDADO

México: lanzan cerveza artesanal “El Chapo”

México: lanzan cerveza artesanal "El Chapo"

TE PUEDE INTERESAR

Alaska: Joven sobrevive a temperaturas bajo cero

Alaska: Joven sobrevive a temperaturas bajo cero

El museo secreto de Maradona en Nápoles

El museo secreto de Maradona en Nápoles

Bolivia: Plastimadera, materia prima para fabricar mobiliario escolar

Bolivia: Plastimadera, materia prima para fabricar mobiliario escolar