Para realizar este truco no tendrás que descargar programas o aplicaciones de sitios externos. (Foto: Mag)
Para realizar este truco no tendrás que descargar programas o aplicaciones de sitios externos. (Foto: Mag)

No todos los teléfonos inteligentes cuentan con las mismas herramientas, algunos son mejores que otros y todo depende la gama (baja, entrada y alta). Una de las características que muchos usuarios ignoran al momento de adquirir un nuevo celular, es la tasa de refresco, la mayoría no le toma importancia pero esta es la encargada de brindarte una buena o mala experiencia de visualización, ¿Te gustaría saber cómo hacer más fluida la pantalla de tu dispositivo ? desde Mag lo explicaremos a continuación.

Antes de comenzar, ¿Qué es la tasa de refresco? es la medición de cuántas veces la pantalla de tu se enciende o apaga por segundo para cambiar de imagen, esta frecuencia de actualización se mide por hercios (Hz).

Es importante aclarar que mientras más Hz tenga tu teléfono Android será mucho mejor, pues así obtienes imágenes más suaves y fluidas, esto lo notas cuando realizas scroll en los ajustes, Facebook, Instagram, etc., o mientras estas jugando gameplays.

ASÍ PUEDES HACER MÁS FLUIDA LA PANTALLA DE TU CELULAR

  • Primero, ingresa a los “Ajustes” o “configuraciones” de Android.
  • Ahora, presiona el apartado que dice “Pantalla”.
  • El siguiente paso es presionar sobre la sección denominada “Fluidez de movimiento”.
  • Te aparecerán dos opciones: “Alta” y “Estándar”, incluso habrán animaciones para que entiendas cómo funciona.
  • Escoge la “Alta” por supuesto.
  • Finalmente, pulsa en “Aplicar”.

ASÍ PUEDES SABER SI NECESITAS CAMBIAR DE TELÉFONO

  • Almacenamiento: si tu teléfono cuenta con 32 GB de almacenamiento interno, es momento de realizar una renovación de equipo, ya que las aplicaciones de ahora son más pesadas que las de hace varios años y para que sean compatibles con tu dispositivo viejo requieren de mayores beneficios. Aunque la mejor opción sería adquirir una tarjeta MicroSD, aquí no podrás almacenar algunas apps pesadas como: Facebook, Instagram, videojuegos, etc., solo servirá para aplicativos ligeros y archivos multimedia.
  • Batería: igual que el caso anterior, las aplicaciones y las actualizaciones de los sistemas operativos actuales generan mayor consumo de energía, por esta razón, los teléfonos inteligentes son fabricados con baterías de 4.000 a 5.000 mAh., algo que no soportaría un celular con más de 4 años de antigüedad. Además, recuerda que el tiempo útil de una batería es de 300 ciclos de carga aproximadamente, quiere decir que si has cargado tu dispositivo de 0% a 100% en más de 300 ocasiones, probablemente la batería de tu viejo celular se agote rápidamente.
  • Años de actualización: todos los móviles tienen una determinada cantidad de años de actualización, por lo general son 4, quiere decir llegará un tiempo en que tu dispositivo ya no recibirá las nuevas versiones de Android o sus nuevos parches de seguridad. Actualmente, estamos en la versión de Android 12, si tu móvil no actualizó o incluso se quedó en versiones anteriores, es momento de adquirir otro equipo para que no seas víctima de los ciberdelincuentes.
  • Memoria RAM: los celulares antiguos, vienen con 1 o 2 gigabytes de memoria RAM, algo muy escaso para las aplicaciones de ahora. El referido componente permite que tu móvil pueda abrir varias aplicaciones en segundo plano, si lo haces y tu equipo empieza a ralentizarse, es otro indicio para que compres otro teléfono.

Síguenos en nuestras redes sociales: