Adolfo Chuiman integró en los años 80 el elenco del programa cómico "Risas y salsa". (Foto: Captura Panamericana Televisión)
Adolfo Chuiman integró en los años 80 el elenco del programa cómico "Risas y salsa". (Foto: Captura Panamericana Televisión)

Su gran nivel de interpretación, tanto en el teatro como en la televisión, llevó a convertirse en uno de los actores más reconocidos del Perú. Si bien, actualmente lo vemos como Benigno Bravo en y años antes nos deleitamos con su papel del mayordomo Peter McKay en , estas no han sido sus únicas facetas en el mundo del entretenimiento, pues también integró diversas producciones entre las que destacan , , y muchas más.

MÁS INFORMACIÓN: “El rey del recurseo”, el nombre original de la serie de Adolfo Chuiman

Pero sin duda, el personaje por el que es recordado desde hace varias décadas es Manolo, uno de sus primeros papeles televisivos cuando integró el elenco de . Además de actuar en varios sketch, él se encargaba de hacer playback a los artistas del momento, convirtiéndose en todo un fenómeno.

Adolfo Chuiman participó en diversas secuencias en el programa cómico. (Foto: Captura Panamericana Televisión)
Adolfo Chuiman participó en diversas secuencias en el programa cómico. (Foto: Captura Panamericana Televisión)

Debido a que su paso por este programa humorístico dejó huella, muchos se preguntan cómo una persona que estaba dedicada al teatro durante 15 años, tiempo en el que interpretó roles dramáticos, se animó a incursionar en la comicidad. A continuación, te contamos cómo fue que llegó a trabajar en dicho espacio.

MÁS INFORMACIÓN: Adolfo Chuiman dice que no concibe la idea de “que alguien se llame actor si no ha hecho teatro”
Antes de integrar el elenco de "Risas y salsa" actuó varios años en teatro. (Foto: Captura Panamericana Televisión)
Antes de integrar el elenco de "Risas y salsa" actuó varios años en teatro. (Foto: Captura Panamericana Televisión)

¿CÓMO LLEGÓ A “RISAS Y SALSA”?

En entrevista con , Adolfo Chuiman reveló que cuando trabajaba en el teatro le llegaron varias propuestas para incursionar en la televisión, pero la idea no le gustaba. “No me imaginaba ahí después de haber hecho a Brecht, Pirandello, García Lorca. Hice el Leonardo en ‘Bodas de sangre’, que es en verso, y la obra estuvo seis meses en el Segura; ya habían intentado llevarme a diferentes programas cómicos, pero siempre me negaba”.

Contó que llegó al medio televisivo porque cayó una ‘trampa’ que le había hecho un amigo suyo. “Un día Pepe Velásquez me pidió que lo espere en la puerta de Panamericana para que lo ayude a hacer un encargo, me chamulló. Bueno, yo lo esperé y me hizo subir hasta el tercer piso. En un descuido suyo me escapé, pero me encontró, me agarró del cuello y me hizo subir de nuevo hasta que firmé [por Risas y Salsa]”.

Aunque poco a poco le empezó a gustar el medio, siempre extrañó las tablas, pero no podía retornar porque la televisión lo había absorbido tanto que no tenía tiempo para nada. “Trabajaba de lunes a domingo, pero debo reconocer que la tele me dio continuidad y es más rentable. Pero para mí el teatro es todo, es mi vida”.

Respecto a Manolo, su personaje en el programa cómico, dijo que lo extrañaba y era muy querido por la audiencia, sobre todo por su frase “En la cara no”. Como se recuerda, en dicha secuencia actuaba con Aurora Aranda y Álex Valle.

MÁS INFORMACIÓN: Por qué Chuiman miraba por encima del hombro a los comediantes de TV y otros secretos del programa
El actor está vigente en la televisión cuatro décadas, (Foto: América TV)
El actor está vigente en la televisión cuatro décadas, (Foto: América TV)