Fernando Botero fue un pintos colombiano con gran reconocimiento mundial (Foto: AFP)
Fernando Botero fue un pintos colombiano con gran reconocimiento mundial (Foto: AFP)

, pintor y escultor colombiano que se convirtió en uno de los más prestigiosos de su generación gracias a su trabajo y perfeccionismo en sus obras, ha fallecido este viernes 15 de septiembre de acuerdo a lo que varios medios han confirmado e informado.

Mira también:

Con 91 años, el nacido en Medellín deja un legado muy importante para su país y el mundo entero. Su incansable labor y obras físicas perdurarán, sin duda, con el tiempo y no es para menos, ya que para muchos es considerado como el artista más importante que ha salido de .

Botero le dedicó más de setenta años al arte, produciendo una gran cantidad de dibujos, pinturas y esculturas, las cuales, muchas de ellas, han sido exhibidas en las principales capitales de todo el planeta.

¿DE QUÉ MURIÓ FERNANDO BOTERO?

La lamentable noticia de su muerte ha sido confirmada por diversos medios de comunicación de Colombia. Por ejemplo, ha asegurado que el artista Fernando Botero ha fallecido en su casa del principado de Mónaco, donde vivía desde hace muchos años.

El diario en mención también asegura que en W Radio se dio a conocer la información de que el artista había estado atravesando problemas de salud en los últimos días, por lo que estuvo hospitalizado, pero él pidió ser llevado a su domicilio y recibir el tratamiento allí.

Según estas fuentes, las complicaciones de salud que tuvo Botero en los últimos instantes de su vida fueron causados por una neumonía, enfermedad que fue debilitando todo su organismo hasta que, finalmente, dejó de existir, provocando una tristeza enorme en sus seres queridos.

EL TRABAJO DE FERNANDO BOTERO

Las obras de Fernando Botero se han caracterizado principalmente por su belleza y por una característica especial que parece ser una constante. Y es que él solía representar sus trabajos con grandes volúmenes o proporciones.

Por ejemplo, sus cuadros coloridos contenían personas con partes de su cuerpo agrandadas y lo mismo sucedía con las esculturas de acero que trabajó, ya que sus personajes, humanos o animales, tenían partes que no eran las normales.

Su trabajo siempre fue algo polémico, incluso desde un inicio, pues tenía una mente diferente a la de los demás, lo cual lo llevó a ser expulsado del Colegio Bolivariano, donde estudiada, ya que sus trabajos eran considerados obscenos.

Pese a las adversidades, no bajó los brazos y fue desarrollándose poco a poco sin dejar de estudiar, hasta que, con el paso de los años, sus obras fueron sobresaliendo y no solo en su país natal, sino que legó el esperado reconocimiento internacional.

Fernando Botero durante una presentación de sus trabajos en 2017 en Italia (Foto: AFP)
Fernando Botero durante una presentación de sus trabajos en 2017 en Italia (Foto: AFP)
SOBRE EL AUTOR

Bachiller en Periodismo de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Con siete años de experiencia en medios de comunicación escritos, tanto en ediciones impresas como digitales. Actualmente redacto para el Núcleo de Audiencias del Grupo El Comercio.

Contenido Sugerido

Contenido GEC