Julio Cesar Chavez Gonzalez (Foto: Instagram @jcchavez115)
Julio Cesar Chavez Gonzalez (Foto: Instagram @jcchavez115)

Uno de los boxeadores más reconocidos de México es quien deslumbró con su carrera deportiva profesional entre 1980 y 2005. Durante este periodo pudo obtener varios títulos mundiales en en la división de peso Superpluma, peso Ligero y Superligero.

MÁS INFORMACIÓN: Qué hacía Julio César Chávez en la temporada 2 de Monarca

A pesar de haber sido un gran deportista durante muchos años, sus seguidores y fanáticos continúan buscando más información sobre él y todo lo relacionado con su entorno.

Durante su etapa de boxeador el deportista acumuló 107 victorias de las cuales 86 de ellas fueron por knockout; así también consiguió dos empates frente a sus rivales Pernell Whitaker y Miguel Ángel González.

MÁS INFORMACIÓN: Por qué Julio César Chávez está preocupado por Rafael Amaya tras salir del centro de rehabilitación

En cuanto a las derrotas estas suman 6 ante Frankie Randall, Óscar de la Hoya, Willy Wise, Kostya Tszyu y Grover Wiley. No obstante, cabe resaltar que triunfó en sus primeros 87 combates, y fue derrotado por primera vez en la pelea 91.

Es considerado uno de los mejores boxeadores mexicanos de todos los tiempos.
Es considerado uno de los mejores boxeadores mexicanos de todos los tiempos.

¿QUIÉNES SON SUS HIJOS Y A QUÉ SE DEDICAN?

Han sido contadas las veces en que se ha referido sobre su vida personal pero lo que muchos no conocen es que además de Omar y de “El Jr.”, el boxeador tiene otros hijos que están alejados de esta disciplina deportiva.

Cabe precisar que Julio César Chávez Jr. y Omar Chávez son los dos primeros hijos del boxeador y son quienes si decidieron seguir los pasos de su padre. Según el de México, en junio del 2021 los dos perdieron en sus respectivas peleas y ante ello, el campeón les recomendó retirarse del mundo del boxeo.

Pero Julio César Chávez también tiene a dos hijos que están alejados de los cuadriláteros.

Uno de ellos es Cristian Chávez, su tercer hijo que actualmente tiene 28 años y según algunos medios de comunicación ha optado por descartar el box como una de sus profesiones debido a que “ya hay muchos boxeadores en su familia”. Otro dato que se conoce de él es que tiene una licenciatura en Negocios Internacionales en la City University. Su madre es Amalia Carrasco.

Otra de sus aficiones de Cristian es viajar y esto queda demostrado en las publicaciones que hace en sus redes sociales y ha visitado países como Inglaterra, Francia, Cuba, España, República Checa, entre otros.

A pesar de no ser deportista mantiene una buena figura y siempre está apoyando a sus hermanos en sus competencias de box.

Su otra hija es Nicole Chávez de tan solo 22 años y que nació de la relación que sostuvo con Miriam Escobar. Ella tampoco se dedica al box aunque en distintas oportunidades se le ha visto entrenando muy duro junto a su padre.

Por el contrario, ella optó por dedicarse a la actuación, pues, desde los 10 años mostró dotes para las artes escénicas lo que supo aprovechar con la fama de su padre.

Nicole ha tenido la oportunidad de trabajar en la telenovela “¿Qué le pasa a mi familia?”, donde interpretó a “Camila Castillo Jaurello”.

MÁS INFORMACIÓN: Julio César Chávez y la vez que regañó a Armando Hernández por su trabajo en “El César”

EL REGAÑO DE JULIO CÉSAR CHÁVEZ A ARMANDO HERNÁNDEZ

Durante una entrevista al programa ‘Miembros al aire’, Hernández contó una anécdota con el boxeador, quien lo regañó por la forma cómo lo estaba interpretando.

Este hecho se produjo cuando ya se habían iniciado las grabaciones y coincidió con Julio César Chávez, que había acompañado a su hijo para la pelea contra ‘El Canelo’. El exdeportista, al percatarse de la presencia del actor lo mandó a llamar.

“Coincidimos porque yo estaba grabando en el centro ceremonial Otomí y él estaba en concentración con Jr. que iba a pelear contra ‘El Canelo’. Llegan dos personas al set y dicen que venían por Armando Hernández de parte del señor Chávez”, comenzó a contar.

Ante el llamado del ‘campeón’, Armando se reunió con él y de inmediato Julio César lo comenzó a reprender porque consideraba que su actuación era muy exagerada sobre todo cuando hablaba, por lo que deseaba que se cambiara toda la serie.

El productor salió a defender al histrión, quien para calmar los ánimos comenzó a imitar al expugilista. Ante ello, los que estaban presentes comenzaron a hablar y asegurar que el timbre era muy parecido.

“Comenzaron a hablar entre ellos y Julio de repente se voltea y dijo: ‘¿A poco así habló?’. Le dijeron que sí y él: ‘Chinga, entonces siga haciéndolo así ‘”, recordó.

“MONARCA”: QUÉ HACÍA JULIO CÉSAR CHÁVEZ EN LA TEMPORADA 2

tuvo una breve aparición en el episodio 4 de la segunda temporada de “Monarca”, donde desempeñó el papel de un profesor de boxeo del presidente del Grupo Monarca, Andrés Carranza.

Con una pequeña línea de diálogo, se mostró muy cómodo y convenció a los espectadores con una buena performance. Este cameo generó todo tipo de reacciones en las redes sociales, tanto del público como de los mismos actores de la serie mexicana.

A través de Instagram, Osvaldo Benavidez compartió una fotografía junto a Julio César Chávez con la frase: “El campeón...y su coach...Pa queda vean lo que es ser Carranza”. La publicación tuvo miles de comentarios y entre ellos estuvo De Hoyos.

POR QUÉ JULIO CÉSAR CHÁVEZ ESTÁ PREOCUPADO POR RAFAEL AMAYA LUEGO DE SALIR DEL CENTRO DE REHABILITACIÓN

El expúgil señaló que luego de que Amaya fue dado de alta, este se comprometió a continuar con el programa de desintoxicación para dejar atrás ese oscuro túnel en el que se había metido; es decir, él fue claro al señalarle que la recuperación iba a continuar por muchísimo tiempo, pese a que ya no estaba internado, pues la lucha continuaba para que evite caer en tentaciones.

“Él termino su proceso, pero él tiene que seguir yendo a pláticas porque si recae que no diga por qué recayó. No. [Simplemente] porque no fue a sus juntas. Uno tiene que estar siempre en contacto con las clínicas para no volver a recaer. Esto es de todos los días, de solo por hoy”, manifestó a Ventaneando Julio César Chávez.

Asimismo, reitero que las consecuencias de no hacerlo podrían resultarle muy caras, pues se corre el riesgo de tirar al tacho todo lo que habían avanzado.

“Si se puede todos los días. Si uno deja de ir a las juntas, le entra a uno la depresión, le entra a uno las ganas de consumir. Cuando él sienta ganas de consumir, rápidamente [debe] hablar con sus terapeutas y sicólogos, ir a las juntas y curarse porque es la mejor manera de estar uno estar limpio”, precisó.