Carlos Cuevas está al frente de "Merlí: Sapere Aude" como Pol Rubio. A su lado, David Solans repite como Bruno Bergeron (Foto: Movistr)
Carlos Cuevas está al frente de "Merlí: Sapere Aude" como Pol Rubio. A su lado, David Solans repite como Bruno Bergeron (Foto: Movistr)

Apenas llegado a Lima, grande fue la sorpresa de Carlos Cuevas cuando un empleado del aeropuerto lo coló delante de muchas otras personas. Este trabajador lo había reconocido. ‘Pol Rubio’ no podía pasar desapercibido. Quizá entonces Carlos terminó de entender cuán grande había sido fuera de España el fenómeno de “Merlí”, que desde este jueves 5 de diciembre continuará la historia de Pol, aunque ya no desde las aulas del Instituto Àngel Guimerà ni siete años después de la muerte de Merlí Bergeron, sino desde la Universidad de Barcelona, donde el mayor de los peripatéticos estudiará Filosofía, tal como juró y rejuró durante el bachillerato.

Catalán, de 23 años y en franco ascenso artístico, Carlos visitó el Perú hace unos días para encontrarse con sus fans y promocionar “”, el spin-off de “”, desarrollado por el mismo Héctor Lozano, aunque ahora producido para Movistar. La serie empieza apenas unas semanas después del repentino fallecimiento del profesor de Filosofía más querido de Barcelona, para hacerse desde entonces más y más grande, más y más cosmopolita, más y más seria, madura.

Carlos, por supuesto, no llegó solo, y cuando nos recibió en un hotel de San Isidro, lo hizo flanqueado por María Pujalte y Azul Fernández. La primera es María Bolaño, profesora de Ética de Pol, políticamente incorrecta y, como podía sospecharse, su nuevo referente. La segunda, argentina de nacimiento, es Minerva, una compañera de facultad que busca su lugar en el mundo muy, muy lejos de casa.

Tráiler de Merlí Sapere Aude

Habiendo visto los primeros capítulos de esta nueva serie, que evita ser considerada una cuarta temporada de “Merlí”, es tiempo de empezar a hablar.

¿Cómo fue recibir la noticia de la realización del spin-off después del final que vimos? ¿Pensaste retomar el papel de Pol alguna vez?

(CC): Pues no, la verdad es que fue una sorpresa porque la serie estaba más que terminada, pero los responsables de decidieron renacer la serie y Héctor la quiso escribir sobre el personaje de Pol. Así que contento… ¡y genial!

Si bien solo han pasado unas semanas desde la muerte de Merlí, ¿podríamos decir que Pol ha cambiado algo desde entonces?

CC: Al principio de la serie estamos en un momento muy reciente respecto a la muerte de Merlí. No pasa todos los días que se muera tu máximo referente, tu ídolo y tu profesor más querido. Entonces, al principio del capítulo hay un salto de tiempo donde ya vemos a Pol entrando a la universidad, donde se ve que ha pasado todo un verano, que ha hecho la selectividad. En estos meses es un Paul que ha estado como sufriendo una pérdida y tratando de curar un luto. Es un Pol que está en otro lugar porque sale de su zona de confort, que es el instituto, su círculo de amigos. Ha perdido un referente, está madurando, se está encontrado sexualmente, está en otro sitio.

Sabemos que Pol, dentro de siete años, va a destacar como profesor de filosofía y a partir de eso, cuando te comentaron la idea de hacer este spin-off, ¿esperabas que sea una precuela de estos siete años de los que no vimos nada o esperabas que sea una continuación viendo a Pol propiamente como profesor?

CC: Yo fui y lo pregunté. Pregunté si sería como profesor y Héctor Lozano me dijo, ‘no, porque sería repetir la fórmula, porque ya ha habido un profesor que es Merlí y si ahora eres tú el profesor, con nuevos alumnos, sería repetir el formato y eso sí que sería hacer lo mismo’. Lo que estamos haciendo, lo que hemos hecho, es una serie nueva en un nuevo contexto que es la universidad.

¿Cuán diferente es “Sapere Aude” respecto a la serie original?

CC: ¿Del 1 al 10? (Risas) Es diferente, tiene otra estética, está rodada bajos otras condiciones, se ve muchísimo más la ciudad de Barcelona. “Merlí” era una serie donde era muy protagonista el instituto, el espacio, el aula donde se impartían las clases de Merlí. Aquí (en “Sapere Aude”) es muy importante la universidad, es un elemento protagonista, pero se ve mucho la ciudad más allá de las aulas. Es más madura, hay otros personajes de otras nacionalidades, de diferentes edades.

Podemos decir que es una serie mucho más grande

CC: Sí, más ambiciosa, mucho más ambiciosa.

Pol Rubio y María Bolaño tendrán una relación parecida, aunque no igual, a la que Pol tuvo con Merlí en la serie original (Foto: Movistar)
Pol Rubio y María Bolaño tendrán una relación parecida, aunque no igual, a la que Pol tuvo con Merlí en la serie original (Foto: Movistar)

Aquí hay un personaje que ingresa como la contraparte de Pol, que es tu personaje, María. ¿Cómo podría describir a María Bolaño?

María Pujalte (MP): María Bolaño es la profesora de Ética, de la carrera de Filosofía, y, bueno, es una mujer muy carismática, con una fuerte personalidad y con una manera muy peculiar de dar sus clases y que va a llamar la atención de Pol. Y él a ella también. Le gusta este chico. Le gusta lo que él escribe, el trabajo que desarrolla y, bueno, está en su punto de mira. Se establece una relación de profesor a alumno, pero en el contexto universitario, que es el elemento diferenciador. Es una relación más distante y, digamos, más de un intento de adulto a adulto.

Este es el principal diferencial de la relación que vamos a ver entre Pol y María en comparación a lo que vimos entre Pol y Merlí, pero ¿qué otro rasgo podríamos identificar que la diferencia de este otro profesor?

MP: Sí, yo creo que el elemento diferenciador es no establecer comparaciones, no estar todo el rato pensando cuán diferente es a Merlí. No, es otro personaje. Pol está viviendo un luto y entonces está buscando. ‘¿Necesito asirme o buscar o tener otro referente o algo que me recuerde a mi profesor?’. Parte de allí, pero a partir de allí ya es otra cosa, no tenemos y no necesitamos estar viendo qué diferencias tiene con Merlí,

Lo que sí puedo decir es que tu personaje es bastante polémico.

MP: Sí, ella es provocadora. Sí, a ella le gusta provocar.

Merlí invitaba a sus alumnos, a los que llamaba peripatéticos, a siempre cuestionarlo todo. ¿María tiene un mensaje para sus alumnos o es de esos profesores que piensa que el que quiere estudiar, bienvenido, y el que no, no me hago ningún problema?

MP: Supongo que está en un momento de su vida donde le gusta que la sorprendan también, pero sorprender a esta mujer no es fácil, porque yo me imagino que, como profesora, le dices algo y te arrea un zurriagazo con una contestación y hace que se te mueva el suelo todo el rato. Quiere ver hasta qué punto ese alumno es brillante, hasta qué punto, cuál es su límite o hasta dónde voy a hacerte pensar y hacerte desarrollar tu carrera.

Y eso es lo que despierta Pol en ella a pesar de que lo trata mal cuando se conocen…

MP: Pero es una provocación con inteligencia, tampoco lo está marcando. De alguna forma también lo está poniendo en su sitio.

Bueno, son las formas que tiene…

MP: Son las formas que tiene ella y vemos que a él eso lo provoca también. No le va mal, porque, de hecho, se verán reacciones en él y evolución, pero son las maneras que tiene, ella no le hace ninguna concesión al alumno.

María Pujalte es una profesora muy complicada, pero que aún así conecta con Pol (Foto: Merlí: Sapere Aude / Movistar)
María Pujalte es una profesora muy complicada, pero que aún así conecta con Pol (Foto: Merlí: Sapere Aude / Movistar)

Carlos, sobre la misma idea, ¿cómo recibe Pol esta relación complicada que tiene al comienzo con su profesora de Ética?

CC: Pol es también alguien a quien no le gusta tener las cosas fáciles. Pol establece un efecto espejo entre María Bolaño y su antiguo profesor. María Bolaño le recuerda al antiguo profesor, en tanto que es una profesora brillante, es polémica en clase, es una persona que trata al alumnado de tú y tú, que no entiende la educación desde la institucionalidad, desde la burocracia, Pol quiere acercarse a ella porque le interesa intelectualmente y porque considera que ella es un referente. Hay un momento a lo largo de la serie, que no es un spoiler, porque es la definición de nuestra relación, en el que Pol le dice, ‘sueño que lo que tú enseñas algún día yo lo voy a poder enseñar’. Es una relación de admiración de alumno a profesora

¿Consideras que Pol necesita esta figura después de haber perdido a Merlí?

CC: Sí. Pol está perdido, está huérfano de referentes y absolutamente necesita a alguien.

Y también necesita de cierta forma rodearse de un nuevo grupo de amigos...

CC: Sí, claro por qué no, aunque no es que él los busque, sino que de antemano es rodeado por ellos. Pol no busca a nadie (...) Pol llega a la universidad y aparecen de todos lados. Es como Dorothy en el Mago de Oz. Le van saliendo el espantapájaros, el hojalata, el león…

Y todos de golpe…

CC: Y todos de golpe le acompañan y al final llegan a Oz, conocen al Mago de Oz. Yo soy Dorothy sobre el camino de baldosas amarilla.

Teaser tráiler de Merlí: Sapere Aude

Y así, Azul, es justamente como ingresa tu personaje a la serie. ¿Qué nos puedes decir de Minerva? ¿Quién es Minerva para este spin-off?

Azul Fernández (AF): Minerva es la nueva compañera de Pol de Filosofía. Es una chica que viaja de Buenos Aires a Barcelona a estudiar Filosofía, impulsada un poco por su abuela, con quien tiene una relación hermosa, es como su referente. Ella tiene un amigo que la ayuda y viaja y está como ávida de experiencias y quiere encontrar un poco su camino. Y a lo largo de ese camino le van a pasar algunas cosas que la van a poner en jaque y va a tener que decidir y va a tener que vérsela con esa parte de la migración a otro lugar.

¿Cómo fue ingresar a esta serie? ¿Eras fan del programa?

AF: Sí, lo veía, lo veía mucho, me gustaba. La verdad fue muy loco todo, fue una locura. Desde que mandé el casting hasta que recibí (la respuesta) pasaron unos dos meses, entonces tampoco tenía la expectativa como para decir ‘ojalá que pase’, no lo tenía como una posibilidad real hasta que me lo dicen y ahí empiezo a sentir una adrenalina muy fuerte. Fue hermoso.

“Merlí” es una serie más grande, es una serie mucho más cosmopolita a partir de tu inclusión, pero también la de otros personajes. ¿Cómo es ser una argentina dentro de este mundillo?

AF: Una argentina y un venezolano y un mexicano. Está buenísima la inclusión de gente de Latinoamérica...

CC: Un francés....

Una estadounidense también está por ahí.

AF: Es una inclusión general, sin barreras entre naciones.

También es acorde al entorno de ahora, la universidad

AF: Sí, claro.

Los chicos, el grupo de Pol, de Bruno, en la serie original, eran los peripatéticos. ¿Ustedes encontrarán algún nombre o se conducirán como un grupo de amigos, como una pandilla que discrepa, que comparte momentos?

AF: El ‘Club de los Cinco’. (Risas)

CC: No, creo que son personajes más solitarios. La serie anterior es un instituto, es una pandilla que se conoce desde niños. Es más infantil el concepto de tener un nombre para el grupo, aquí los personajes son un poco más independientes.

Carlos, ¿eres consciente del éxito que ha tenido “Merlí” a nivel mundial? ¿Imaginabas que había pasado todo esto?

CC: No… y me lo siguen contando. Es fuerte, he llegado al Perú, que es otro país, y solo al llegar, cuando el señor del aeropuerto me cola delante de todo el mundo porque me conocía, me he dicho, ‘hostias, joder, es verdad’. Pero uno no termina nunca de darse cuenta. No sé, es muy difícil ser consciente de cuánta gente ha visto la serie.

¿Dirías que hay una responsabilidad respecto a todo lo que vimos en las tres temporadas de “Merlí” que debe cuidar ahora “Sapere Aude”?

CC: El listón está alto, sí.

MP: El listó está alto, ha funcionado y ha gustado, claro que hay un deseo…

CC: Pero la serie la ha escrito el mismo señor, la ha dirigido el mismo señor, el resto de los actores, no todos repiten, pero estoy yo, está David (Solans), y los nuevos que entran son maravillosos y son personajes fantásticos. Por tanto, yo creo que como es el mismo formato, tiene que funcionar igual de bien.

MP: Y al mismo tiempo renueva mucho y va a sorprender mucho.

"Merlí: Sapere Aude"
"Merlí: Sapere Aude"

Siete años después, Pol es profesor de filosofía en un colegio, pero es un profesor tal cual Merlí cuando se presenta en el primer capítulo de la serie original. Eso me lleva a preguntarte, ¿quién quiere ser exactamente Pol para ese entonces? ¿Quiere ser Merlí o está construyendo su propia identidad a partir de él?

CC: Yo no creo que quiera ser Merlí, quiere ser un Merlí, entendiendo Merlí no como una persona física, sino como un concepto. ¿Qué es Merlí? Es un profesor que está vivo en cuanto a, vivo no físicamente, que es un profesor que interpela directamente a sus alumnos, que hace un tipo de clases dinámica, que provoca al alumnado, que invita a pensar, a reflexionar, a repensar, esto quiere ser Pol. No sé si quiere ser personalmente Merlí, pero le interesa personalmente la idea de un profesor que no aburre a sus alumnos y que les mantiene vivos y motivados.

Y hablando de Merlí, ¿cómo fue grabar una vez más con Francesc para el primer episodio?

CC: Bien, muy bonito, fue una escena preciosa, tuvimos toda una noche para rodarla. Nos queremos mucho, nos llevamos muy bien, nos respetamos mucho y, pues, fue súperbonito.

¿Sabes si él volverá más adelante en algún otro capítulo?

CC: La idea es que no. La idea es que es una única escena donde el personaje pasa el testigo, pero ya no está.

¿Y el resto de los personajes? ¿Podríamos esperar algún vistazo del resto de sus compañeros?

CC: No, tampoco.

¿Cuánto de filosofía hay en “Merlí: Saparece Aude” y cuánto nos va a exigir a nosotros como público? Lo interesante de “Merlí” no solo era la relación del profesor con sus estudiantes, sino que también convertía al mismo público en sus propios aprendices, en sus propios peripatéticos.

MP: Yo creo que ahora la mirada de Pol es la mirada del espectador cuando está escuchando las clases, tanto de Ética como de Metafísica, como de Lógica. Las cuestiones morales son más accesibles, más suculentas, más fáciles en primero de carrera, pero yo creo que es a través de la vivencia de Pol que el espectador también se queda pensando.

CC: Sí, y hay una novedad. En esta nueva serie no son autores por capítulos, sino son conceptos, y eso nos permiten hablar de diferentes autores.

Como empezamos poco después de la muerte de Merlí, nos quedamos con Pol saliendo de su relación con Tania, y con Bruno todavía son amigos, a pesar de que nosotros ya sabemos de que dentro de algunos años van a ser pareja y que incluso se van a casar, así que me gustaría preguntarte qué veremos exactamente de Bruno y Pol.

CC: Bruno va a seguir estando, aunque en menor medida que en la serie original. Es un personaje muy importante para Pol y la muerte de Merlí los unió muchísimo. Y siguen estando y se ayudan y se escuchan y se ven, pero Pol tiene otras prioridades ahora mismo, que es su nuevo entorno y contexto.

¿Cuánto tiempo más te ves como Pol Rubio?

CC: ¿Cuánto tiempo más? Pues sinceramente hasta que quiera el público.

"Merlí: Sapere Aude" llega este jueves a Movistar en varios países del mundo (Foto: Movistar)
"Merlí: Sapere Aude" llega este jueves a Movistar en varios países del mundo (Foto: Movistar)

¿Podemos decir que “Merlí: Sapere Aude” podría tener una segunda, tercera, cuarta, quinta temporada…?

CC: Cuarta y quinta, no sé, pero hay una segunda, estoy prácticamente convencido. Nosotros no somos los que tenemos que decirlo, pero es nuestra voluntad. Yo prefiero contarla bien que contarla mal. Yo prefiero dos y que estén bien, que cuatro que estén mal. Tampoco me gustaría acabarla rápido y corriendo en la segunda si queda muchísimo por contar. Yo quiero que se cuente bien esta historia y quien decide eso es Héctor.

¿Cómo ha cambiado tu vida a partir de Merlí?

CC: Vivo en el mismo sitio, voy al mismo gimnasio. Ya no tengo la misma novia (Risas). Bien, es verdad que me ha dado mucho trabajo, que como actor me ha ido bien y que me ha abierto muchas cosas. No lo sé, me gusta pensar que es un proyecto muy bonito.

María y Azul, ¿cuáles son sus expectativas a poco del estreno?

MP : La expectativa es formar parte de la familia.

AF: La parte íntima, del rodaje, ya la hicimos, ahora falta el público.

MP: Nos acogieron, porque no solo era un equipo artístico, sino técnico que se conocía mucho y que habían trabajado mucho, así que eran una gran familia. También queremos que el público nos reciba y nos quiera.

¿Vamos a querer a María como a Merlí?

Espero que sí, porque ella es un poquito rebeldita.

¿CÓMO Y A QUÉ HORA VER "MERLÍ: SAPERE AUDE"?

  • Merlí: Sapere Aude” será estrenada este jueves 5 de diciembre el mismo día de su lanzamiento en España. La serie estará disponible tanto en Movistar Play como en Movistar Series.