Salma Hayek señala que aún no recobra toda su energía tras sufrir COVID-19. (Foto: Instagram @salmahayek)
Salma Hayek señala que aún no recobra toda su energía tras sufrir COVID-19. (Foto: Instagram @salmahayek)

es una de las actrices mexicanas que alcanzó la fama internacional debido a su gran talento. La veracruzana decidió abandonar su carrera en México y empezar desde cero en Estados Unidos, así fue que en 1995 logró convertirse en una de las interpretes latinas más populares por su gran trabajo en la película “Desperado” al lado de Antonio Banderas.

En 2002 se posicionó como una de las mejores actrices y productoras con la película “Frida” sobre la pintora mexicana Frida Kahlo. El trabajo de varios años de su productora resultó en seis nominaciones al Oscar, entre ellos el de Mejor Actriz para Hayek. La película obtuvo dos premios a mejor maquillaje y música original.

Desde ese momento, se convirtió en la favorita del público y más por ser transparente con sus opiniones sobre cada tema y por mostrar sin tapujos los momentos que la hacen feliz o que la hacen enojar, pero el año pasado libró una dura batalla en silencio: la del covid-19, que por poco le cuesta la vida.

SALMA HAYEK Y SU BATALLA CONTRA LA COVID-19

abrió su corazón en entrevista para Variety y habló de la silenciosa lucha que tuvo contra el virus, hace poco más de un año, justo cuando se registraron los primeros contagios a nivel mundial. La mexicana recordó las siete semanas de aislamiento y el delicado estado de salud en el que estuvo, situación de la que por fortuna resultó bien librada.

La situación se tornó muy difícil por qué el virus le afectó sus pulmones y tuvo que requerir de oxigeno en casa, luego de que su médico le solicitara que acudiera al hospital, petición que la veracruzana rechazó.

“Mi médico me suplicó que fuera al hospital, porque estaba muy mal”, confesó la actriz. Aunque sabía que su vida dependía de aquella decisión, al final quiso permanecer en casa: “Dije: ‘No, gracias. Prefiero morir casa’”.

Salma enfrentó esta crisis de salud en su casa en Londres donde vive al lado de su esposo, François Henri Pinault, y su hija Valentina, de 13 años de edad. Aunque por fortuna Salma salió superó la enfermedad, confesó que hasta el día de hoy lidia con la fatiga, una de las secuelas que le dejó el virus.

Tras superar esta delicada situación, la actriz decidió darse una pausa en el trabajo y recién este año regresó a los sets de grabaciones de " House of Gucci” del director Ridley Scott , en la que interpreta a una clarividente que fue condenada por ayudar a Patrizia Reggiani (Lady Gaga) a orquestar el asesinato en 1995 de su exmarido Maurizio Gucci (Adam Driver).

Salma agregó que por ahora se está dando un descanso de temas políticos y controversiales y se quiere dedicar a agradecer por la vida. La mexicana, que vive en Londres con su esposo, François-Henri Pinault, y su hija de 13 años, Valentina.

“Quiero disfrutar de mi adolescente, mi maravilloso esposo, mis animales. Me siento muy bien ahora, así que no quiero quejarme de las cosas. Pasé mucho tiempo quejándome y no quiero involucrarme en cosas como, esto debería ser de esta manera o de esa manera. Quiero hacer reír a la gente”, agregó.






TAGS RELACIONADOS

Contenido Sugerido

Contenido GEC