El Avant Premiere de Venom: Carnage Liberado se hizo en el Cinemark de Angamos. (Foto: Luis Pino)
El Avant Premiere de Venom: Carnage Liberado se hizo en el Cinemark de Angamos. (Foto: Luis Pino)

El jueves 7 de octubre ingresó a la cartelera nacional la nueva película del simbionte más poderoso del universo Marvel, y no tardó mucho en romper records de taquilla desde el primer día, logrando llevar a 59 mil espectadores en sus primeras horas. Sin duda un gran número que lo coloca como el mejor estreno en lo que va del año, superando a “Rápidos y Furiosos 9″ y “Shang Chi”, que abrieron con 20 mil y 16 mil espectadores respectivamente.

Como era de esperarse, los números siguieron creciendo durante el fin de semana largo, concentrando hasta hoy un acumulado de 232 mil espectadores. Sin duda, el mejor fin de semana para la industria de exhibición cinematográfica, triplicando el número del último record impuesto por “Rápidos y Furiosos 9″ que llevó 77 mil asistentes en su primer fin de semana. Se espera que en los días siguientes, antes de que pase la primera semana de estreno, la secuela del simbionte se coloque como la película más vista del año, superando los números de 318 mil espectadores de la última película de Vin Diesel.

“Venom: Let There Be Carnage” ingresó a cartelera el 7 de octubre, después de ser retrasada desde una fecha inicial de octubre de 2020 debido a la pandemia de COVID-19. La película fue pre-estrenada para los fans el 14 de septiembre de 2021 en Cineworld de Leicester Square en Londres y ha roto records de taquilla en cada país en donde se ha estrenado.

Los planes para una secuela de Venom comenzaron durante la producción de esa película, con el elenco de Harrelson para hacer una breve aparición como Cletus Kasady al final de Venom con la intención de que él se convirtiera en el villano Carnage en la secuela. La producción oficial comenzó en enero de 2019, y se confirmó que Hardy y Harrelson regresarían, junto con Marcel como escritor. Serkis fue contratado como director en agosto de ese año, escogido a dedo por el propio Hardy, por su reconocimiento por su trabajo en la tecnología de captura en movimiento. La filmación tuvo lugar en Leavesden Studios en Inglaterra desde noviembre de 2019 hasta febrero de 2020, con filmaciones adicionales en San Francisco en febrero.