Un detalle desconocido del funeral del duque de Edimburgo acaba de ser revelado y tiene a Isabel II como protagonista. (Foto: Yui Mok / POOL / AFP)
Un detalle desconocido del funeral del duque de Edimburgo acaba de ser revelado y tiene a Isabel II como protagonista. (Foto: Yui Mok / POOL / AFP)

Curioso gesto que no pasó desapercibido. El 2021 fue un año de retos para la reina , no solo por sus problemas de salud o la pandemia de COVID-19, sino porque el pasado mes de abril tuvo que despedir a su compañero por más de siete décadas. El duque murió a los pocos días de cumplir 100 años y durante su funeral se vio a la monarca en solitario; sin embargo, un detalle de ese día acaba de ser revelado y demuestra que aún en los momentos más difíciles, la cabeza de la familia real británica agradece a quienes la apoyan.

TRIVIA | ¿Qué tanto sabes sobre la reina Isabel II?

Justin Welby es el Arzobispo de Canterbury y quien estuvo a cargo del servicio fúnebre al padre de Carlos de Gales. Durante una entrevista con ITV, de Gran Bretaña, recordó lo que se vivió el 17 de abril en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor, al oeste de Londres.

El emotivo momento de Isabel II

Si bien la reina estuvo separada del resto de los integrantes de la familia real británica por protocolo frente a la pandemia, Isabel II decidió no partir inmediatamente después del funeral y tuvo un gran gesto al notar la presencia de unos familiares lejanos.

“Recuerdo a la reina sola. Recuerdo los momentos de silencio. Para mí, (esto) como mucho de lo que veo de Su Majestad, es su ejemplo personal (...) Sé que después del servicio se suponía que se iría a descansar -por supuesto, está en sus 90s-, pero vio a algunos primos lejanos que habían venido de lejos. Así que antes de irse a descansar, insistió en ir a hablar con ellos para hacerlos sentir bienvenidos”, precisó tal como detalla .

Conmovido y con la voz entrecortada, el Arzobispo de Canterbury dijo que “esta es una persona de la que toda su vida dice -y es un mensaje muy importante en esta crisis- ‘no se trata de mí, se trata de los otros’. Fue un momento muy emotivo. Todavía lo es, porque lo veo y pienso, qué extraordinario regalo es Su Majestad para este país y para este mundo, particularmente en momentos de crisis. El humor. La generosidad. Lo abnegada”.

La reina Isabel II mira el ataúd del príncipe Felipe de Gran Bretaña, duque de Edimburgo, durante su funeral en la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor. (Foto de Jonathan Brady / POOL / AFP).
La reina Isabel II mira el ataúd del príncipe Felipe de Gran Bretaña, duque de Edimburgo, durante su funeral en la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor. (Foto de Jonathan Brady / POOL / AFP).

Vivió el funeral en solitario

La imagen de la reina Isabel II del Reino Unido presenciando en solitario el funeral de su marido dio la vuelta al mundo. Aquel día solo 30 miembros de la familia real británica asistieron a la capilla de San Jorge por medidas de distanciamiento social.

Minutos antes, ella acompañó en automóvil el cortejo fúnebre de su marido y caminando detrás del féretro iban sus hijos los príncipes Carlos, Ana, Andrés y Eduardo. Además están sus nietos Enrique de Sussex, Guillermo de Cambridge, así como Peter Phillips, hijo de la princesa Ana y de su primer esposo, el capitán Mark Phillips.

Fue justamente este último nieto de Isabel II quien, semanas después, reveló detalles de lo vivido por su abuela a BBC.

“Nuestros pensamientos se fueron inmediatamente a mi abuela. Hemos tratado de apoyarla tanto como podemos (...) Todos vieron la imagen de Su Majestad sentada en solitario. Hubiera sido igual para cualquier otra familia, lo más duro fue no poder abrazar a aquellos más cercanos a la persona que se ha perdido”, dijo en aquella ocasión.