Carlos y Diana de Gales. (Foto: AFP)
Carlos y Diana de Gales. (Foto: AFP)

El próximo 1 de julio la princesa hubiera cumplido 60 años. Coincidiendo con esta fecha han salido a la luz nuevas revelaciones sobre su muerte en París en 1997. El accidente automovilístico en donde perdió la vida Lady Di desencadenó una investigación de la policía británica, que entre sus diligencias para hallar las causas de la tragedia efectuó un interrogatorio a , esto tras hallar una nota de Diana escrita en 1995 en donde temía por su vida.

TRIVIA | ¿Qué tanto sabes sobre la reina Isabel II del Reino Unido?

Mi marido planea ‘un accidente’ con mi auto, causado por un fallo en los frenos, que me deje con una lesión muy grave en la cabeza”, escribía Diana de Gales, sobre lo que pensaba que planeaba su entonces esposo Carlos de Gales, para poder casarse con la niñera de sus hijos, Tiggy Legge-Bourke.

La princesa había dejado la nota a su mayordomo Paul Burrel, en 1995, en el palacio de Kensington. El funcionario la hizo pública ocho años después de encontrarla. Cuando la policía del Reino Unido se enteró de su existencia, sumada a las acusaciones de la familia de su pareja de entonces y también fallecido en el accidente, Dodi al Fayed, sobre un posible homicidio, decidió iniciar una investigación.

El exdirector de la Policía Metropolitana de Londres que siguió el caso, John Stevens, le reveló al diario algunos detalles de como transcurrió el interrogatorio secreto al príncipe Carlos de Gales. “Aunque había acusaciones contra el príncipe de Gales y otros miembros, teníamos que encontrar o examinar las pruebas antes de interrogarles formalmente”, indicó el oficial que investigó el caso.

Diana de Gales. (Foto: AFP)
Diana de Gales. (Foto: AFP)

El oficial reveló que la unica pista que tenían contra Carlos era la nota de Diana, que fue revelado en 2003, y que no era suficiente para considerar al príncipe como sospechoso. En el caso de que Carlos quisiera colaborar con la policía, lo haría de forma voluntaria, no como un acusado. Y así ocurrió.

Durante lo que duró el interrogatorio voluntario, que se realizó en el palacio de St. James el 5 de diciembre de 2005 (dos años después de que la nota se hizo pública), Carlos negó conocer los detalles o las razones por las que Diana escribió la carta. Aunque, “al final del día se mostró increíblemente cooperativo porque no tenía nada que ocultar”, asegura Stevens al diario británico.

Para evitar filtraciones del interrogatorio se acordó que solo el príncipe Carlos y su secretario privado, sir Michael Peat, serían las únicas personas que conocerían sobre el hecho. Tras finalizar la charla, Carlos firmó una declaración, oculta en los Archivos Nacionales de Kew hasta el año 2038.