Animales de terapia alegran a infantes con discapacidades en Honduras
Animales de terapia alegran a infantes con discapacidades en Honduras

Perros de varias razas, caballos, guacamayas y patos, son parte de un grupo de animales de granja que alegran la vida de niños y niñas con diferentes discapacidades, quienes reciben atención con estas especies en el Centro Hondureño de Terapia Asistida con Animales (CENHTAA). En el lugar realizan ejercicios y juegan mediante sesiones que buscan superar las capacidades didácticas, psicológicas, motoras y emocionales de los infantes, y de esta forma mejorar su relación con las demás personas.

La satisfacción y la alegría que sentimos es ver que las familias, un padre de familia, una madre de familia mire la evolución que va teniendo su niño al momento que inició una terapia y al momento que estamos finalizando, al momento de que están los nervios de tocar un perro y al momento de ver el cuerpo como resulta al momento de tocar un perro, con sólo la expresión que hace un niño, eso nos llena de mucha alegría”, comenta Juan Montenegro, director de CENHTAA.

A pesar de las limitaciones a causa de la pandemia de la COVID-19, el personal del lugar no ha perdido el entusiasmo y el deseo de seguir ayudando a sus pacientes, manejando además protocolos de bioseguridad. Desde su fundación hace dos años, este centro atiende a unas 30 personas por mes, teniendo como satisfacción la alegría de los infantes y de los padres que los acompañan durante las terapias.