Ben Felten, el piloto invidente que cumplió su sueño de batir un récord de velocidad en tierra. (Foto: DOK.fest München / YouTube)
Ben Felten, el piloto invidente que cumplió su sueño de batir un récord de velocidad en tierra. (Foto: DOK.fest München / YouTube)

La incapacidad física no es impedimento para detener los sueños de una persona. Muchas veces se considera un obstáculo que hay que pasar para ser más fuerte ante las adversidades. Este es el caso de Ben Felten, un hombre invidente cuya sorprendió al mundo al lograr un récord de velocidad: recorrió 266 kilómetros por hora en moto.

Es australiano y sufre desde los 16 años de retinitis pigmentosa, una enfermedad degenerativa que le hizo perder la vista lentamente; sin embargo, eso no fue motivo para que dejase de perseguir sus sueños. En 2018, logró batir un récord de velocidad en tierra al superar los 266 kilómetros por hora en moto.

Gracias a la guía de Kevin Magee, un ex piloto de motocicletas, consiguió ponerse a 266,716 kilómetros por hora en las salinas del lago Gairdner, al sur de Australia.

Tres años después, es posible conocer su historia desde un ángulo diferente. Con el lanzamiento de la película “Dark Rider”, podemos conocer de cerca el proceso con el que Felten pudo conseguir su sueño.

“Ben se quedó completamente ciego a los treinta y cinco años. A principios de los cincuenta, quiere cumplir su sueño de la infancia: participar en una carrera de motos en el lago Gairdner, un lago salado en el sureste de Australia. Junto con el ex campeón de GP Kevin Magee, espera establecer un nuevo récord”, dice la descripción de la cinta.

¿Qué es la retinitis pigmentosa?

La retinitis pigmentosa es una degeneración infrecuente y progresiva de la retina (la estructura transparente y sensible a la luz situada en la zona posterior del ojo), que con el tiempo provoca una pérdida visual entre moderada y grave, reporta el sitio .

La retinitis pigmentosa suele ser hereditaria. Una de sus formas presenta un patrón de herencia dominante; es decir, solo se requiere un gen anómalo de cualquiera de los progenitores. Otras formas son recesivas y requieren un gen anómalo de ambos progenitores.

Existe una variedad con un patrón hereditario recesivo ligado al cromosoma X que aparece principalmente en varones que heredan un gen anómalo de la madre. Algunas personas, en su mayoría varones, pueden heredar también una pérdida de audición (un trastorno denominado síndrome de Usher).

Causas de la retinitis pigmentaria

El principal factor de riesgo es un antecedente familiar de retinitis pigmentaria. Es una enfermedad poco común que afecta a aproximadamente a 1 de cada 4,000 personas en los Estados Unidos, informa la versión en español de la página .

TAGS RELACIONADOS

Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas