MDN
Sufría cambios de humor severos, fue al médico y recibió un diagnóstico devastador

Una mujer que experimentaba cambios de humor severos pensó que tenía un tumor cerebral, pero resulta que sufría . Jana Nelson, de 53 años, habló sobre sus dificultades para regular sus emociones y cómo se enfadaba fácilmente por cosas que normalmente no le molestarían. Lamentablemente, su médico le dijo que no la ve viviendo más allá de los 60 años.

Los síntomas de Nelson, residente de Idaho, Estados Unidos, comenzaron en 2017 cuando amigos y familiares notaron grandes cambios en su personalidad. Repetía las mismas preguntas y frases, inicialmente pensando que simplemente se estaba volviendo olvidadiza.

También tenía problemas para mantener el equilibrio al caminar, tomar decisiones y controlar cambios significativos en su estado de ánimo. Su consejero sugirió pruebas neurológicas, pensando que podría tener esclerosis múltiple o un tumor cerebral.

“Mi médico no cree que llegue a los 60 años y eventualmente necesitaré atención las 24 horas del día en casa”, señaló la mujer en conversación con SWNS.

Una resonancia magnética reveló que tenía demencia en etapa 4, que desde entonces ha progresado a la etapa 5. Según la Clínica Mayo, entre el 5% y el 6% de las personas con enfermedad de Alzheimer desarrollan síntomas antes de los 65 años.

“Uno cree que sabría cuando algo andaba realmente mal, pero no me di cuenta de que las cosas estaban tan mal. Estaba realmente devastada”, declaró la paciente.

Se sometió a una cirugía cerebral, pero no obtuvo el resultado esperado

Nelson, diagnosticada previamente con síndrome de alcoholismo fetal a los 41 años, se sometió a una cirugía cerebral en 2013, pero sus síntomas continuaron.

A pesar de ser una mujer de negocios educada universitariamente y con experiencia en gestión, sus habilidades cognitivas se vieron afectadas, y le resultaba difícil realizar tareas sencillas.

“No podía mantener el equilibrio y también comencé a tener muchas dificultades para resolver problemas. Simplemente sabía que algo andaba mal”, reflexionó. “También me resultaba muy difícil calmarme si tenía un cambio de humor, lo cual realmente no era normal para mí”.

Actualmente en la etapa 5 de demencia, Nelson enfrenta desafíos como desorientación, pérdida pronunciada de memoria y “sundowning” (confusión que empeora por la noche). Además, se queja de tener un “vocabulario muy limitado”.

Anticipando la necesidad de cuidado a tiempo completo en el próximo año, Nelson ha buscado apoyo en comunidades en línea y .

Aunque inicialmente se sintió aislada, ha encontrado personas de mediana edad con condiciones similares y ha desarrollado amistades valiosas. A medida que se prepara para la atención a tiempo completo, se siente reconfortada por la comunidad que ha encontrado y las experiencias compartidas.

“Es realmente gratificante saber que hay personas que necesitan la misma orientación que yo”, agregó la estadounidense. “Es realmente agradable que lo entiendan, y no tengo que dar explicaciones”.

¿Cómo detectar la demencia?

Detectar la demencia implica observar signos clave. Cambios en la memoria, como olvidar eventos recientes, y repetición frecuente de preguntas son comunes. Problemas en la toma de decisiones y la planificación, así como dificultades en tareas diarias, también pueden indicar demencia.

Alteraciones en el comportamiento y el estado de ánimo son señales adicionales. Cambios de personalidad, irritabilidad o apatía pueden manifestarse. La desorientación en tiempo y espacio, incluso en lugares familiares, es otro indicador.

Es importante señalar que la detección temprana es esencial y cualquier preocupación debe ser evaluada por un profesional de la salud.

SOBRE EL AUTOR

Licenciado en periodismo en la Universidad de San Martín de Porres. Cuatro años de experiencia generando contenido de actualidad, cultural y tendencias para medios de comunicación de alcance masivo. Actualmente se desempeña como redactor en el Núcleo de Audiencias del Grupo El Comercio.


Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas