Esta fotografía dio inicio a la búsqueda de la pequeña Camila. La Fiscalía del Estado también trabaja para hallar a la persona que escribió el mensaje. | Foto: Astrid Martinez Ayala
Esta fotografía dio inicio a la búsqueda de la pequeña Camila. La Fiscalía del Estado también trabaja para hallar a la persona que escribió el mensaje. | Foto: Astrid Martinez Ayala

Un pedido de auxilio que puede salvar una vida. Se volvió en redes sociales una fotografía difundida en el domingo pasado, y en el que se puede leer el desgarrador mensaje que dejó una niña en una caja de cerveza. En él detalla que es víctima de maltrato físico y psicológico por parte de sus padres. La publicación despertó el interés de millones de personas y se dio inició a la búsqueda de la menor.

Fue la ganadora más joven de una lotería millonaria del Reino Unido y ahora vive de la caridad de la gente
Niño de 3 años sobrevive de milagro a caída de cinco pisos de edificio en Nueva York

La usuaria de Facebook, que según la Procuraduría de lo Niños y la Familia (PRONNIF) reveló que el hecho ocurrió en la ciudad de Nueva Rosita, municipio de San Juan de Sabinas, estado de Coahuila. La dueña de un local fue la primera persona en hallar la denuncia de maltrato, pues ella acomodaba las cajas de ‘caguamas’ (cervezas) vacías cuando de pronto vio el mensaje.

“Mi papá Juan me regaña, mi mamá Isabel me pega, se enoja. Además me quiero morir. Soy Camila”, se puede leer el mensaje que probablemente escribió la pequeña, al notar que era la única manera que podía obtener ayuda. Rápidamente, la comerciante reportó el hecho a las autoridades competentes.

Se desconoce la verdadera identidad de la menor y sobre todo quién escribió el mensaje. Al respecto, la PRONNIF envió personal para revisar el hecho. Tras ello, se remitió una constancia de lo ocurrido ante el Ministerio Público y sea la Fiscalía General del Estado quien se encargue de realizar las investigaciones.

La fotografía en provocó gran revuelo en redes sociales. Son miles de personas que hicieron un llamado para rastrear a la niña y salvarla del maltrato que sufre. “Desgraciadamente, este cartón de cerveza puede venir de cualquier parte de la región, ya que son empaques reciclados que van dando vuelta en cada pedido. Pero si alguien conoce a alguna familia con esos nombres, no nos quedemos callados”, escribió Astrid Martínez Ayala en la publicación.