La contribución humana para el crecimiento del calentamiento global está llegando a niveles exponencialmente altos. (Foto: Pixabay)
La contribución humana para el crecimiento del calentamiento global está llegando a niveles exponencialmente altos. (Foto: Pixabay)

Stephanie Quinn Davidson es el nombre de la directora de la Comisión intertidal de peces de Yukón, la cuál lideró una investigación en el río Koyukuk el pasado mes de julio, en donde descubrió el alto alcance que tuvo la muerte de una gran cantidad de peces en el lugar.

Un video de Facebook nos mostró la dura situación que se está viviendo en el río Koyukuk, en donde se puede apreciar, gracias a la cámara aficionada, que mientras el bote avanza, el agua está cubierta de salmones muertos y así es durante varios metros.



Ante esto, el diario francés, , publicó la investigación realizada, en donde la misma Stephanie Quinn confirmó que "abrieron a una gran cantidad de estos peces muertos para buscar algo, pero no encontraron nada, ni infección, intoxicación, parásitos ni nada. Los peces estaban sanos".

Los peces estaban muriendo por una ola de calor intensa que cambió la temperatura del agua y los asfixió. (Foto: Stephanie Quinn-Davidson)
Los peces estaban muriendo por una ola de calor intensa que cambió la temperatura del agua y los asfixió. (Foto: Stephanie Quinn-Davidson)

Ante esto, les quedó por hacer la comprobación del cambio de temperatura, a lo que asumieron que "se debe a la excesiva ola de calor que está habiendo en el lugar, cosa que no dejaba respirar a los peces" y es que según la , Alaska registraba una temperatura récord de 32,2º C el mes de julio, causando incendios forestales y derretimientos de glaciares, causando así la destrucción del ecosistema del sitio.

Dicha información acerca del cambio de temperatura fue corroborado por la ONG ecologista Cook Inletkeeper, los cuáles lanzaron un acerca del río Deshka, que también se encuentra en Alaska, y este llegó hasta los 27º C, una cifra histórica desde que se tiene registro.

Según Timothy Sands, uno de los biólogos que ayudó con la investigación de la 'matanza' de peces en Alaska, este explicó la razón por la que fallecieron una gran cantidad de estos animales y de esta manera: "No podían ir río arriba porque hacía demasiado calor y el agua no contenía suficiente oxígeno, por eso murieron. Cuando más caliente se pone el agua, menos oxígeno disuelto habrá en el río", acotó.

Conforme vaya aumentando la temperatura en el lugar, el río seguirá mostrando más de estos escenarios llenos de muerte en un lugar que va cambiando su sistema y, obviamente, no para bien.

facebook

También lee:

TAGS RELACIONADOS