La primera vez que se lanzó una bomba nuclear fue en Hiroshima y Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundial en 1945, hecho que forzó a Japón a su rendición. (Foto: EFE)
La primera vez que se lanzó una bomba nuclear fue en Hiroshima y Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundial en 1945, hecho que forzó a Japón a su rendición. (Foto: EFE)

Aunque es muy poco probable de acuerdo a muchos analistas en geopolítica, no son pocos los que se han preguntado lo que sucedería si la crisis en , producto de la invasión de tuviera una escalada de nivel global y se llegaran a utilizar ¿Cómo quedaría la Tierra del efecto devastador de estas ojivas? Es difícil imaginarlo, pero lo cierto es que la del mundo, tal y como hoy conocemos no sería la misma nunca más.

El conflicto en Ucrania

Y es que, para no pocos, la actitud de Vladimir Putin, sus “casus belli” para justificar el ingreso al país vecinos, es decir, la “desnazificación” y la necesidad de mantener la paz son argumentos a la gran mayoría no consideran razones de fuerza para las acciones militares.

De momento, los países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) han asegurado que no desplegarán sus tropas sobre suelo ucraniano porque este país no forma parte del bloque, pero sí enviarán equipamiento militar. Sin embargo, los ciudadanos de este país sienten que occidente los ha “abandonado”.

¿Amenaza nuclear?

De hecho, el propio Putin lanzó una dura amenaza si otros países deciden ayudar de Ucrania: “Si lo hacen, enfrentarán consecuencias mayores que las que cualquiera de ustedes ha enfrentado en la historia”, palabras que muchos han tomado una advertencia de guerra nuclear.

Guerra nuclear: ¿Una posibilidad?

Ante esto, cabe preguntarse sobre lo que sucedería en el planeta de darse un conflicto nuclear de escala global. Un video de Kurzgegast publicado en YouTube, el cual vienen acumulando más de 5 millones de reproducciones nos presenta un catastrófico panorama.

El video revela que desde 2019 existen 15 mil armas nucleares en el mundo, pero tan solo se necesitan 3 de estas para destruir 4 mil 500 ciudades, lo que implica un promedio de 13 mil 500 bombas ordinarias. En toneladas, las 15 mil ojivas nucleares equivalen a 3 mil millones de TNT, 15 veces la energía de lo que fue la mega erupción, la más grande registrada en la historia de la Tierra, del volcán Krakatoa.

Una vez que se realizara la detonación, lo siguiente sería la formación de una bola de fuego que alcanzaría los 50 kilómetros de diámetro, con una onda expansiva que arrasaría con todo en un rango de 300 kilómetros.

La fuerza de la explosión sería tal que se escucharía, sin exagerar, en todo el mundo. La nube con forma de hongo se elevaría a tal punto que alcanzaría los límites de la atmósfera terrestre, casi cerca a la órbita espacial.

Detonación en la Amazonía

En supuesto escenarios, por ejemplos, si el hecho tuviera lugar en la selva amazónica de Sudamérica, se crearían sendos incendios que arrasarían casi todo el continente, con la radiación asesinando al pulmón más importante del planeta y con ello todo organismo viviente, haciendo de la zona inhabitable.

Una vez que esta selva quedase destruida, el aire de la Tierra sería altamente radiactivo, lo cual sería el comienzo del fin de la humanidad.

¿Cuánto uranio existe en el mundo?

Pero, por increíble que parezca, este no es el peor escenario para la humanidad, pues el video postula que de llegarse a dar el supuesto que se llegase a recolectar todo el uranio del mundo para crear bombas nucleares sería la mayor tragedia en toda la historia ¿Por qué?

Diversas estimaciones coinciden en que la Tierra alberga un promedio de 35 millones de toneladas de uranio, cantidad que serviría para la creación de 10 mil millones de bombas nucleares como las que arrasaron en Hiroshima y Nagasaki (Japón) durante la Segunda Guerra Mundial en 1945.

El peor panorama posible

Por ello, en este otro panorama, si se soltara, nuevamente, en la selva amazónica, se crearía un cráter enorme de 100 kilómetros, con escombros que saldrían disparados con tanta velocidad que, incluso, podrían llegar al espacio.

La devastación sería tal que, incluso, los animales grandes morirían de forma casi inmediata o producto de las tormentas de fuego en todo el planeta, además de presentarse constantes terremotos en todo el planeta, los que estarían, por lo general, por encima de los 7 grados de magnitud.

Esto no sería todo, pues el planeta entero sería cubierto por ceniza, impidiendo el paso de la luz solar, creando un crudo invierno, provocando una glaciación que duraría por décadas. La vida en el espacio tampoco sería viable, porque inclusive la Estación Espacial Internacional sería destruida a consecuencia de los escombros o hasta que se agoten los suministros.

En dicho escenario, estima el video, la vida volvería a surgir en la Tierra tras millones de años.

Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas