Megaspider se ganó la atención de millones de personas alrededor del mundo. Es única en su clase. (Foto referencia: Pixabay).
Megaspider se ganó la atención de millones de personas alrededor del mundo. Es única en su clase. (Foto referencia: Pixabay).

En , descubrieron una araña jamás vista en un zoológico. Incluso, los ciudadanos la han apodado “Megaspider” (megaraña en español), debido a su tamaño gigantesco y colmillos masivos. Según varios especialistas, este arácnido tiene mandíbulas lo suficientemente fuertes como para morder una uña humana.

“Megaspider” es una araña de tela en embudo (Atrax robustus) que acaba de ser entregada por alguien anónimo al Parque Australiano de Reptiles (). Los administradores del mencionado establecimiento esperan que se presenten más donantes para ayudarlos a continuar encontrado especies de arañas más grandes en el futuro.

“Ella (Megaspider) es inusualmente grande y si podemos lograr que el público entregue más arañas como ella, solo resultará en que se salven más vidas debido a la gran cantidad de veneno que pueden producir. Estamos muy ansiosos por saber de dónde vino con la esperanza de encontrar más arañas masivas como ella”, sostuvo Michael Tate, el oficial de educación del Reptile Park.

Megaspider es la más venenosa del mundo

De acuerdo con el , Megaspider, que forma parte de un programa antiveneno, es considerada la araña más venenosa del mundo y es comparable en tamaño a una tarántula. “Tener a Megaspider en el programa de veneno es increíble. En mis más de 30 años en el parque, nunca había visto una araña de tela en embudo tan grande”, indicó Tate.

Araña tela en embudo

La araña de tela en embudo es un animal grande y voluminoso, con hembras que alcanzan más de 35 milímetros de longitud corporal y los machos alrededor de 25 milímetros. El cuerpo y las piernas están cubiertos de finos pelos. Esta especie, que reside en el sudeste de Australia, alrededor de Sídney, prefiere establecerse en lugares protegidos y con sombra, que siempre son frescos y húmedos.

El hábitat natural son las selvas tropicales y los bosques esclerófilos húmedos; sin embargo, las áreas sombreadas de jardines privados bien vegetados también se colonizan fácilmente.