David Burkard,, suele practicar deporte y tener una alimentación balanceada. Por eso, jamás creyó que el COVID-19 iba a afectarlo. (Foto: David Burkard | CNN)
David Burkard,, suele practicar deporte y tener una alimentación balanceada. Por eso, jamás creyó que el COVID-19 iba a afectarlo. (Foto: David Burkard | CNN)

David Burkard es un médico residente de 28 años, cuya se ha dejado conmovidos a miles de internautas debido a que nos muestra cómo nuestra vida puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos.

HAZ CLIC: El rescate de una gaviota que terminó con la pata envuelta por una mascarilla desechable
MIRA AQUÍ: Pato le enseña una lección a tigre que quería convertirlo en su presa

Antes de contar qué fue lo que le pasó debemos darle contexto al relato. Burkard tenía ya 3 años en el Spectrum Health Systems en Grand Rapids, Michigan (), cuando se desató la pandemia de coronavirus que vivimos actualmente.

Al estar destacado a la sección de emergencias, Burkard sabía que se venían tiempos complicados. Cuando fueron llegando más pacientes al nosocomio, sus jefes le dieron una labor sumamente difícil: informarles que debían despedirse sus familiares antes de proceder a colocarles un tubo de respiración.

LINK AQUÍ: El águila harpía, un ave tan grande que puede pasar como un humano disfrazado
VIDEO MÁS VISTO HOY: Iracunda urraca ataca sin piedad a jugador de rugby en Australia

Como muchos saben a estas alturas, ello significa que el afectado se encuentra en muy mal estado, pudiendo morir en un corto plazo.

EL MUNDO DA VUELTAS

De manera inesperada, Burkand comenzó a presentar tos y fiebre. Ello lo puso en alerta ya que podría significar que el virus estaba en su cuerpo.

Sus suposiciones se confirmaron tras someterse a una prueba. No obstante, él mantuvo la calma debido a que el grueso de fallecidos eran personas mayores o con problemas de salud, como diabetes u obesidad. “Pensé que no había ninguna posibilidad real de que tuviera que ser hospitalizado. Soy un joven sano”, dijo a CNN.

Pasaron unos pocos días y se sintió mejor. Por eso tomó con muchas más tranquilidad las cosas. No obstante, esa era la calma antes de la tormenta.

“NO PODÍA RESPIRAR”

Una mañana, Burkand se levantó de la cama para iniciar una nueva jornada laboral sin imaginar que sentiría el mazazo del . “Fui a preparar un sándwich y me moví un poco por mi apartamento y no pude recuperar el aliento. Simplemente no podía respirar”, recordó.

Tras revisar sus niveles de oxígeno, supo que tenía que ser hospitalizado. Fue así que el miedo lo invadió por primera vez.

REGRESO A CASA

El cuadro de Burkand no ameritó el uso de un respirador artificial. Por ese motivo, sus colegas le dieron permiso para volver a casa.

Pero no todo es bueno ya que todavía presenta dificultades para respirar cuando realiza acciones simples como caminar.

MÁS HISTORIAS IMPACTANTES

VIDEO RECOMENDADO

Largas colas en Miami Beach para la realización de pruebas de COVID-19

Largas colas en Miami Beach para la realización de pruebas de COVID-19
Largas colas de vehículos aguardaban este viernes a las puertas delCentro de Convenciones de Miami Beach para realizarse la prueba del COVID-19.