(Foto: Instagram/Difusión)
(Foto: Instagram/Difusión)

La brasileña Melissa Gentz, usó su cuenta de Instagram para denunciar la cobarde agresión de Erick Bretz, quien hasta hace poco era su pareja

Gran indignación ha causado en Estados Unidos y Brasil la historia de Melissa Gentz, quien recibió una brutal golpiza por parte de su pareja, Erick Bretz. Si la agresión por sí sola es totalmente reprobable, el motivo por el que Bretz atacó a su enamorada lo es aún más: la muchacha subió a Instagram una foto que no gustó al joven.

El incidente tuvo lugar en Estados Unidos, más precisamente en la ciudad de Tampa (Florida) y surgió a raíz de que Melissa –brasileña al igual que su Erick– compartiera una imagen en la que mostraba un leve escote.

“Él dice que una mujer con enamorado no puede tener una foto ‘mostrando los pechos’ en Instagram. Pienso que todas las mujeres deben tener la fuerza y el coraje de terminar con relaciones abusivas como la mía”, contó Gentz en una publicación en la citada red social.

La publicación muestra la foto que originó la furia injustificada de su novio y Melissa explica que la original fue eliminada por él sin que ella lo supiera. Más allá de que la agresión fuera reciente, Gentz explicó que la historia de control de su hoy ex pareja venía de antes.

“Comenzó con quejas sobre mis fotos de Instagram, después acerca de los comentarios en las fotos y los mensajes que recibía en WhatsApp”, explicó. “Luego llegó el día en el que me jaló del cabello y me dijo que tenía que aceptar la realidad, porque yo era la mujer de la relación”, añadió.

La joven de 22 años de inmediato recibió numerosas de apoyo, pero lo más aterrador de su historia llegaría más adelante, cuando compartió una nueva imagen en Instagram. Esta última mostraba cómo había quedado su rostro a causa del cobarde ataque del que fue víctima.

“¿Saben que usualmente tenemos un lado de nuestro rostro preferimos más que el otro? A mí me gusta mi lado izquierdo. Desafortunadamente es el lado que fue severamente dañado por la violencia”, contó Gentz.

Más allá de que puede ser una imagen chocante para algunos, Melissa defendió la idea de mostrarla en las redes sociales para que su testimonio sirva a otras mujeres que enfrentan la violencia.

“No voy a esconder las marcas de mi historia porque ninguna mujer debería tener vergüenza o sentirse culpable por haber sido violentada”, contó la muchacha en el mensaje adjunto a esta fotografía en Instagram.

Cuando fue atacada, Melissa pudo comunicarse con la central de emergencias y las autoridades locales pudieron llegar a auxiliarla. La denuncia policial indica que Erick Bretz echó a su pareja al suelo y la estranguló colocando sus piernas sobre el cuello de esta. Tras lo anterior, la golpeó con una botella y la jaló del cabello.

Bretz es un conocido piloto de motocross y es oriundo de Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais. En este último, Erick ha sido campeón de motocross y muchas brasileños también lo identifican por ser hijo de un millonario dueño de una cadena de supermercados.

Por su parte, Melissa Gentz es modelo y desde 2015 reside en Tampa, ciudad a la que llegó para estudiar biología molecular en la Universidad de South Florida.

Actualmente, Erick Bretz ha sido liberado tras pagar una fianza, pero tiene una prohibición de acercarse a Melissa.