Mario Alberto Reyes Nájera y Gladis Giovana Cruz Hernández fueron capturados en una población del central Estado de México.

México | Feminicidio | Violencia de género | El asesinato y violación de Fátima, una niña de 7 años hallada el sábado 15 de febrero dentro de una bolsa de basura en Tláhuac, al sur de Ciudad de México, ha conmocionado al país y al mundo entero. Este crimen ocurre tras el salvaje feminicidio de Ingrid Escamilla y ha desatado una ola de protestas por la brutalidad e incremento de la violencia contra las mujeres en el país azteca, cuyos ciudadanos viven cada vez más aterrados.

El 11 de febrero, la familia de denunció su desaparición. Unos días después, el cadáver de la niña fue encontrado en bolsas de basura, desnudo y con signos de violencia. Tras investigaciones, las autoridades mexicanas señalaron como responsables del a Gladis Giovana Cruz Hernández y Mario Alberto Reyes Nájera.

Caso Fátima: brutal asesinato de una niña que indigna México

Luego de dos días de búsqueda, ambos fueron detenidos en el ejido de Tlazala, en el municipio de Isidro Fabela, ubicado en el Estado de México. Mario Alberto Reyes Nájera y Gladis Giovana Cruz Hernández fueron capturados con el apoyo de la Guardia Nacional y la policía local, indicó la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

Tras este brutal crimen, que dejó horrorizado a todo México, muchos han pedido la aplicación de la pena máxima para los responsables. Pero ¿sabes quién es la pareja que acabó con la vida de la ? A continuación, todos los detalles.

Fátima desapareció el 11 de febrero pasado. Una mujer se la llevó a la salida de su colegio, ubicado al sur de Ciudad de México. La niña fue hallada muerta días después (Foto: EFE)
Fátima desapareció el 11 de febrero pasado. Una mujer se la llevó a la salida de su colegio, ubicado al sur de Ciudad de México. La niña fue hallada muerta días después (Foto: EFE)

¿QUIÉNES SON GLADIS CRUZ HERNÁNDEZ Y MARIO REYES NÁJERA?

Las investigaciones llevaron a las autoridades a identificar a Gladis Giovana Cruz como la mujer que se llevó a la niña de su escuela y posteriormente a la vivienda que compartía con Reyes Nájera, su pareja.

Tras dos días de búsqueda, la Guardia Nacional detuvo a los responsables de la desaparición y feminicidio de la pequeña Fátima. Vecinos de los acusados brindaron nuevos detalles sobre el perfil de ambos personajes.

Según información del programa En Punto, la supuesta pareja feminicida tiene tres hijos pequeños, ambos rondan los 29 años y han pasado ocho en una relación sentimental toxica.

Mario Alberto Reyes Nájera se dedicaba a brindar servicio de mototaxista desde hace seis años y era conocido como “El Tortuga”.

Cámaras de seguridad grabaron a la mujer que se llevó a Fátima (Foto: EFE)
Cámaras de seguridad grabaron a la mujer que se llevó a Fátima (Foto: EFE)

“Era un compañero sin amigos. Siempre él en su rollo... Estuvo trabajando un tiempo bien y creo que por enero le quitaron la placa porque no daba cuentas”, afirmó un compañero de trabajo de Mario, para el programa conducido por Denise Maerker.

También aseguró que este a veces se hacía de palabras con otros mototaxistas o con choferes, y que parecía no depender económicamente del empleo, pues no trabajaba jornadas completas.

Por su parte, la madre del inculpado refirió que Giovana ocasionalmente vendía tamales, pero que su principal actividad era permanecer en casa.

Otras versiones de los allegados a la pareja aseguraron que uno de los rasgos distintivos que permitieron identificar a Giovana son sus zapatos blancos, mismos que aparecen en el video que difundieron las autoridades y en el que se aprecia caminando de la mano de .

“Ella siempre andaba con sus zapatos. La caracterizaban sus zapatos blancos, nunca se los quitaba para nada, y ese suéter de colores, todo el tiempo los traía”, describió una vecina.

ASÍ FUE LA DETENCIÓN DE LA PAREJA FEMINICIDA

Gladis Giovana Cruz Hernández y Mario Alberto Reyes Nájera fueron detenidos la noche del miércoles 19 de febrero con la ayuda de la Fiscalía General de Justicia (FGJ), la Guardia Nacional y los policías de la Ciudad de México.

Según un informe preliminar, se presume que la pareja llegó por la tarde del martes al ejido de Tlazala, para esconderse de las autoridades. Sin embargo, los vecinos los identificaron de inmediato y dieron aviso a las autoridades.

Tras las llamadas de alerta, la Guardia Nacional y la policía local montaron un plan. Una vez identificados plenamente y cerradas las posibles salidas que pudieran utilizar, emplearon un dron para detectar exactamente el domicilio e, incluso, obtener fotografías de ellos.

En un mensaje a medios, el vocero de la FGJ, Ulises Lara, reveló la identidad de los imputados por el feminicidio de la niña: Giovana y Mario. (Foto: El Universal de México)
En un mensaje a medios, el vocero de la FGJ, Ulises Lara, reveló la identidad de los imputados por el feminicidio de la niña: Giovana y Mario. (Foto: El Universal de México)

Cuando confirmaron que se trataba de Gladis Giovana Cruz Hernández y Mario Alberto Reyes Nájera, irrumpieron en el domicilio y los aprehendieron. Sheinbaum dio a conocer la captura de la pareja a través de Twitter.

“Informo que los presuntos responsables del feminicidio de la menor Fátima Cecilia fueron detenidos en un poblado del Estado de México, con el apoyo de la Guardia Nacional y de las autoridades del @Edomex, quienes colaboraron con la @SSP_CDMX y con la @FiscaliaCDMX desde la mañana”, escribió la mandataria capitalina.

Gladis Giovana Cruz Hernández y Mario Alberto Reyes Nájera se escondieron en Tlazala, pero vecinos los identificaron y denunciaron (Foto: EFE)
Gladis Giovana Cruz Hernández y Mario Alberto Reyes Nájera se escondieron en Tlazala, pero vecinos los identificaron y denunciaron (Foto: EFE)

ESCALOFRIANTE TESTIMONIO DE LA PAREJA FEMINICIDA

Frente a las autoridades, Gladis Giovana confirmó que ella entregó a Fátima con Mario, pues este le había pedido una “novia joven” que le durara por mucho tiempo. Antes de esto, la mujer aseguró que Reyes Nájera la había amenazado con abusar sexualmente de sus dos hijos.

Giovana aseguró que, por temor, le llevó a Fátima, pues se acordó que su familia no le prestaba mucha atención a la pequeña. La mujer se llevó a la niña de su colegio y se la entregó a Mario Alberto, quien le puso a la menor un vestido que recién había comprado y le pintó las uñas.

Además, Giovana confesó que ella misma asfixió a la menor con un cinturón. Una vez cometido el crimen y al darse cuenta que eran buscados por las autoridades, decidieron abandonar el cuerpo en el baldío para luego darse a la fuga.

La mujer dijo sentirse arrepentida pero que no tenía opción, pues le tenía miedo a Mario y no quería que atacara a sus hijos. Asimismo, aseguró que el hombre no mostró arrepentimiento.

El cuerpo de la menor de tan solo siete años, identificado mediante pruebas genéticas, fue hallado en una bolsa abandonada en una zona rural (Foto: EFE)
El cuerpo de la menor de tan solo siete años, identificado mediante pruebas genéticas, fue hallado en una bolsa abandonada en una zona rural (Foto: EFE)

REVELAN EL MÓVIL DEL CRIMEN

Tras la detención de los presuntos responsables del secuestro y muerte de la pequeña Fátima, deja todavía muchos claroscuros como el verdadero móvil del crimen. Aunque hasta el momento no se ha podido determinar las razones del asesinato, sí se ha dicho que Giovana y Mario Alberto no actuaron por dinero.

Irma Reyes, tía de Mario, contó a Televisa que su sobrino fue el que inició todo. Según su versión, él había amenazado a su esposa con violar a sus hijas si no le llevaba una niña, revelando también que el presunto homicida buscaba una “novia joven para toda la vida”.

Asimismo, Reyes confesó que se enteró de lo que había pasado mientras miraba la televisión e inmediatamente les preguntó por qué lo hicieron.

“Yo les pregunté les dije, ¿hijos recibieron dinero?, ¿fue por dinero? Se quedaron callados y dijo la chica, ‘no fue por dinero’ y dije entonces ¿qué fue?, ¿por venganza hijos?, eso no se hace Dios mío y me dijo la chica, ella no hablaba y les dije ¿quién fue quien la mató? Y él dijo, ‘yo la agarré y ella le puso los cinturones’”, narró Irma reyes.

Por otro lado, cuando Reyes fue entrevista por el noticiero de Telemundo, reveló que Giovana fue quien agarró a la pequeña Fátima y su sobrino la ahorcó. ¿El motivo? De acuerdo a la tía de Mario Alberto, “la niña lloraba mucho” por eso decidieron matarla.

María Magdalena Antón exigió justicia para el caso de su hija. "Yo quiero que me apoyen porque hoy fue mi hija, mañana puede ser la de ustedes" (Foto: EFE)
María Magdalena Antón exigió justicia para el caso de su hija. "Yo quiero que me apoyen porque hoy fue mi hija, mañana puede ser la de ustedes" (Foto: EFE)

NO QUISO SER CÓMPLICE

Una vez escuchada la confesión, Irma se negó a ser cómplice por lo que les exigió que se entregaran, pero Mario no quiso y tras varias horas de plática el hombre convino con su familiar que entregarían sólo a Giovana.

Sin embargo, ella pidió a su sobrino que la acompañara hasta la carretera a entregar a la mujer para que luego se escapara, pero mientras ellos caminaban, la mujer que vive con Irma fue a buscar a la policía para decirle que necesitaba apoyo para detener a los delincuentes.

Cuando los tres llegaron a donde estaba la policía municipal y les pidieron sus identificaciones vieron que eran buscados por la justicia.

Cada uno, dice la tía de Mario, ofreció 5 mil pesos a los agentes, pero dijeron que no traían el dinero, que era necesario hacer una llamada para que se los llevaran. Por eso fueron acusados de cohecho.

ABOGADA DE PRESUNTA FEMINICIDA RECIBE AMENAZAS DE MUERTE

Angélica Urbina, abogada defensora de , anunció afuera del penal de Santa Martha Acatitla que deja el caso debido a que ha recibido diferentes amenazas de la ciudadanía, así como al despacho legal que representa.

“A partir de este momento, estamos aquí para hacerlo público, la mamá de Giovana ya sabe que dejamos el caso, por las amenazas, sí, han sido muchas las que hemos recibido. Todo es en contra de nosotros, de muerte, porque piensan que vamos a dar dinero… Para empezar, sabemos que el caso es muy difícil, y me voy a adelantar: es muy difícil que alguno de los dos llegue a salir”, dijo la litigante.

Explicó que la madre de la implicada entendió la situación de la defensa, toda vez que ella misma ha sido amenazada por la gente, ya que le refieren que su hija “es una maldita”.

Urbina comentó que los agresores no van a salir, pero que Giovana también fue víctima de Mario Alberto, por lo que únicamente pidió se realice un debido proceso. Además, pidió a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, que se centre en los que no están a la luz pública.

VIDEO RECOMENDADO

En medio de aplausos, lágrimas y gritos de "justicia", despiden a la niña Fátima

TE PUEDE INTERESAR