La mujer que se jubiló a los 41 años tras alcanzar la independencia financiera. (Foto: @drkishasimmons)
La mujer que se jubiló a los 41 años tras alcanzar la independencia financiera. (Foto: @drkishasimmons)

Lakisha L. Simmons es una mujer estadounidense y madre de dos hijos que se divorció en 2017 a la edad de 36 años. En aquel entonces, atravesó una difícil situación financiera que le hizo replantearse varios aspectos de su vida.

“Me quedé en la casa familiar con los niños y de repente todas las facturas eran mías”, dijo en conversación con . “Eso me trajo de vuelta todos los sentimientos [de inseguridad financiera] de cuando era niña, que estaba sola y en este mundo tratando de resolverlo por mi misma otra vez”.

Fue así como optó por tomarse “en serio” sus finanzas, una decisión que terminó cambiando radicalmente su vida pues, en la actualidad, Simmons, de 41 años, acaba de jubilarse habiendo amasado una fortuna de casi un millón de dólares tras iniciar su propio negocio.

Por medio de BRAVE Consulting, la mujer brinda asesoramiento a las mujeres negras con el objetivo de que obtengan independencia financiera.

“Con el divorcio, pensé que tenía que abrocharme el cinturón y ponerme seria o estoy de cheque en cheque y no puedo hacer eso con dos personitas que dependen de mí”, recordó. “Pensé que no podía dejar que esto volviera a suceder”.

Pasos para alcanzar la independencia financiera, según Lakisha L. Simmons:

Según explicó, estos son los pasos que siguió para alcanzar la independencia financiera:

Comprometerse con el presupuesto: “Hice el presupuesto cuando nos casamos, pero el presupuesto era flexible y sabía que tenía que trabajar duro”, dijo Simmons. “Creé una hoja de Google y comencé a ingresar de arriba hacia abajo, cuál era mi cheque de pago, mi salario bruto”.

“Fui a la siguiente sección y agregué todos los gastos que tenía que pagar todos los meses”, agregó. “Luego pude mirar esa lista y decir de manera realista lo que no es esencial y lo eliminé, como el cable y el gasto en ropa y zapatos”.

Vendí la casa de mi familia y me mudé a una casa adosada: “El mayor gasto en mi lista era mi hipoteca, así que tenía que desaparecer”, señaló. “Vendí la casa y me mudé a un apartamento y eso me ahorró $1,200 por mes. Terminé comprando una casa adosada y la hipoteca es menos dinero de lo que era mi alquiler y es mucho menos de lo que era la hipoteca de la casa”.

Simmons afirmó que vender su casa le enseñó una lección sobre el presupuesto al determinar lo que valoras.

“Si valoras una casa en una colina que está en un acre de tierra, entonces toma otros caminos y mantienes a tu familia en casa”, dijo. “Para mí, no valoraba la casa. Era una carga y tenía que irse”.

El método FIRE: La mujer analizó lo que valoraba, y eso incluía la independencia y más tiempo para ella y sus hijos. Así, concluyó que quería jubilarse antes de tiempo.

De esta forma, decidió jubilarse antes de tiempo cambiando su estilo de vida sin alejarse del que tenía originalmente.

El presupuesto detallado de Simmons le permitió conocer sus gastos anuales, que luego usó para planificar cuánto dinero necesitaría ahorrar para jubilarse anticipadamente.

Educarse sobre cómo invertir: Ya teniendo algo de dinero invertido, aprendió a maximizar su dinero extra en vez de dejarlo en el banco.

“Si te informas sobre cómo funciona el mercado de valores y solo inviertes el dinero que no necesitas en este momento, una vez que hayas financiado por completo tu cuenta de ahorros de emergencia, obtendrás un rendimiento a largo plazo”, dijo Simmons. “Esta es mi estrategia como mujer soltera”.

Reducir gastos mensuales: La hoja que Simmons creó es algo que constantemente ajusta. “Lo miro una o dos veces por semana y miro línea por línea y digo: ‘¿Cómo puedo reducir esta cantidad?’”, explica. “Por ejemplo, lo primero que corté fue el cable y luego fui a mi cuenta de supermercado y busqué tiendas de abarrotes de menor costo. Luego corté mi factura de teléfono móvil y ahora mi factura de prepago es de solo $180 por todo el año.”

Actividades secundarias: a medida que Simmons avanzaba en su viaje financiero, encontró formas de ganar dinero extra enseñando a otros lo que había aprendido.

Además de lanzar BRAVE Consulting, donde ofrece talleres grupales y herramientas en línea, Simmons también escribió un libro, “El logro poco probable: 11 pasos para una vida feliz y próspera”.

También trabaja con Personal Capital, una empresa financiera en línea que da asesoramiento sobre educación financiera.

“La mentalidad que estoy inculcando en mis hijos ahora es: ‘¿Qué puedes hacer para crear tu propio dinero?’”, recalca Simmons. “Todo vale la pena”.

¿Qué se entiende por libertad financiera?

Consiste en tener los ingresos suficientes para cubrir todas las necesidades económicas sin tener que trabajar. Establecer prioridades, controlar el gasto y trazar una estrategia para generar ingresos resulta clave para conseguir este objetivo al que aspiran muchas personas cuando piensan en su salud financiera, de acuerdo al portal de .


Síguenos en nuestras redes sociales: