La ciudadana Roxy Lane encontró al pequeño envuelto en mantas.  | Foto: Pixabay/Referencial
La ciudadana Roxy Lane encontró al pequeño envuelto en mantas. | Foto: Pixabay/Referencial

A través de un medio local se conoció la triste historia de “Teshawn”: un bebé recién nacido que fue abandonado cerca a una fila de buzones a pocas horas de celebrarse el Año Nuevo en Fairbanks, Alaska (). El pequeño fue colocado dentro de una caja de cartón y junto a él un desgarradora mensaje.

, “Treshawn” fue dejado en la esquina de una intersección de Dolphin Way y Chena Point Avenue. La carta que tenía el niño decía: “¡¡¡Por favor, ayúdame!!! Mis padres y abuelos no tienen comida ni dinero para criarme. Nunca quisieron hacerme esto... Por favor, llévame y búscame una familia amorosa. Mis padres están suplicando a quien me encuentre. Mi nombre es Teshaw”.

Roxy Lane fue quien halló al bebé y le contó a la Policía que el niño estaba envuelto en mantas y al parecer estaba bien de salud, a pesar que en horas de la tarde la temperatura empezó a descender en Alaska. Los agentes trasladaron al pequeño al Fairbanks Memorial Hospital para que sea examinado por los médicos.

“Nací con 12 semanas de anticipación. Mi mama me tenía 28 semanas cuando me tuvo. Mis padres vivían en Cormorant Street. Mi mama está muy triste por hacer esto”, continuaba la nota. Roxy Lane considera que la familia de “Teshaw” incluso no tuvo los medios suficientes para brindarle una atención médica a la madre.

“Claramente, alguien en nuestra comunidad se sintió tan perdido y desesperado que probablemente tomó la decisión más difícil de sus vidas para dejar esa vida inocente al costado del camino sin nada más que unas mantas y un nombre...¡Pero ella lo nombró! Hay algo de amor allí, incluso si tomó una decisión terrible”, contó Lane en .

Se desconoce hasta el momento los detalles sobre la identidad de los padres del recién nacido, ni tampoco si existe cualquier posible problema de custodia.