En países latinoamericanos la adversidad social hace que los padres de familia tengan que ingeniárselas de todas las formas posibles para mantener la estabilidad familiar, tal y como es la de Iver Castro, un hombre de 38 años oriundo de quien se desempeña como conductor de bus, pero acompañado de sus dos hijos ante imposibilidad de contar con alguien que los cuide. Su relato se hizo en diversas donde se ganó los elogios de todos.

Lo acompañan a trabajar todos los días

Iver vive en la ciudad de Santa Cruz, y su vida se dio a conocer gracias a un reportaje publicado por el programa “Aquí en vivo”, donde nos enteramos que el hombre vive junto a su esposa Yoselin Céspedes, con un niño de 11 años y una tierna bebé de tan solo 7 meses.

Castro revela que ni él ni su señora cuentan con una persona de confianza para dejar a su bebé bajo su cuidado, y que ella, que labora en una estética, tampoco puede tenerla en el lugar donde trabaja, razón por la cual acordaron que sería él quien la tenga a su lado en el bus de transporte público durante su jornada laboral.

Ante esto, Yoselin se despierta todos los días a las 4 de la mañana y hace la lonchera para su esposo, pero también prepara el maletín negro donde ordena las cosas que en el día necesitará la bebé, tales como biberones, leche, pañales, medicamentos, protector solar, juguetes, entre otros.

“Con ella (estoy), a veces, todo el día, pero también desde el mediodía. Con los dos (en referencia al hijo mayor de 11 años), desde media mañana”, indica Iver a “Aquí en vivo”, a la vez que señala el lado positivo de esta rutina.

“Para mí es una ventaja, porque los puedo ver todo el día. Antes llegaba tarde y los veía durmiendo. Tengo la opción de traerla a ella porque es tranquila y a él porque está más grande”, expresó.

Mira aquí el video viral

Un apoyo para su esposa

El padre de familia nos cuenta que sus amigos, al conocer su ritmo de vida le han gastado bromas, pero que no las toma en cuenta: “me dice ‘pocholo’, ‘papá soltera’. No me molesta porque no veo mal que uno se preocupe por sus hijos”.

Sobre su esposa, no dudó en destacar: “ella trabaja y no tengo alguien de confianza con quien dejarla. Ella trabaja en una estética, me la deja y en la noche viene conmigo y se van (para la casa)”.

Cuando la reportera le pregunta cómo lidia con el hecho de llevar a la bebé consigo todos los días al trabajo y la forma cómo vela por su seguridad dentro del bus, contesta: “este es un asiento para vehículo, con cinturón de seguridad. Cuando está sentada le pongo el cinturón de seguridad en caso me toque frenar de golpe y así no se lastime”.

Asimismo, indicó que durante las horas que está a su lado, su hijo mayor tiene una función crucial para con su hermana: “él hace los biberones, se acaba uno y prepara otro”.

El papel del padre en el hogar

Por otro lado, comentó que en muchas ocasiones los pasajeros lo han ayudado cuando, por ejemplo, la bebé ha llorado o se ha mostrado inquieta: “a veces se pone fastidiosa y los pasajeros ayudan a calmarla, se preocupan de que yo esté con ella, mi esposa trabaja, no puede tenerla en su trabajo, pero yo sí puedo. Es tranquila”.

Finalmente, Iver reflexiona sobre la labor que tienen los hombres en la armonía del hogar: “nosotros también podemos ayudar en la casa, cuidando a los niños. Es parte importante de la familia”, idea que condensa su esposa Yoselin: “se necesita comunicación apoyarse mutuamente. La mujer hace de todo en la casa y él también me ayuda, Los hombres deben apoyar más a sus esposas”, sentenció.


Síguenos en nuestras redes sociales: